Este Programa se propuso, debido al actual liderazgo que existe hoy en el mundo Sindical la tarea de impulsar un conjunto de acciones que propendan al mejoramiento de las relaciones laborales y al diálogo social, entre empleadores y trabajadores, promoviendo el trabajo decente y asumiéndolo en sus diferentes dimensiones: la calidad, los derechos en el trabajo, la representación, la especificidad del trabajo y la mujer y la protección social. Asimismo, se considera la contribución a la producción y generación de ingresos y a la integración social y realización personal. Enmarcado en el desarrollo de competencias Sindicales, a través de Diplomados.