Ministra del Trabajo: “Nadie puede encerrar a un trabajador… Es algo inaceptable”

Como una situación “inaceptable y totalmente prohibida” calificó la ministra del Trabajo y Previsión Social, Evelyn Matthei, la denuncia que realizaron trabajadores de una cadena de supermercados en un programa de televisión (“Esto no tiene nombre”, de TVN), en el que se informó sobre empleados encerrados en su lugar de trabajo para el terremoto del 27 de febrero.

“Nadie puede encerrar a un trabajador. Es algo totalmente inaceptable, ya que puede haber un incendio, un terremoto, o alguien se puede enfermar. Le quiero pedir a la ciudadanía que si tienen alguna denuncia, la hagan llegar lo más rápido posible a la Dirección del Trabajo (DT), por teléfono, vía web o en sus oficinas, para que podamos actuar”, dijo la secretaria de Estado tras participar de una sesión de la Comisión de Trabajo en el Senado.

La ministra Matthei agregó que en el caso de los trabajadores mostrados en el programa de televisión, estos no denunciaron los hechos ante la DT, por lo que la fiscalización sólo se pudo realizar el 14 de marzo de este año. “En ese momento, las condiciones ya no eran las mismas, y sólo pudimos multar a Cencosud por obstaculizar las vías de escape, y no por tener encerrados a los trabajadores”, enfatizó.

La secretaria de Estado afirmó que “es una pena que los trabajadores del supermercado Santa Isabel no se hayan acercado a la DT cuando correspondía. Desgraciadamente ellos nunca nos avisaron. Por eso pedimos que las denuncias no se hagan a través de la prensa, sino que a través de nuestros fiscalizadores. Si constatamos los hechos, las multas son feroces e incluyen el cierre del local, lo que no se pudo realizar esta vez, porque la denuncia llegó tarde, y los hechos ya estaban prescritos”.

Sanciones “ejemplificadoras”Consultada sobre las sanciones a las que se arriesgan las empresas que cometan estos hechos, la ministra Matthei aseguró que estas son “ejemplificadoras. Pero más que pensar en multas o en clausurar locales, lo que tenemos que pensar es que esto no puede ocurrir. ¿A quién se le puede pasar por la cabeza encerrar a personas con llave? Eso es inaceptable. Que a nadie se le ocurra volver a hacerlo, porque es algo gravísimo, y que va contra la integridad de las personas”.