Ministra del Trabajo: “Subsidios se concentran en grandes empresas”

Convertir a Chile en un país desarrollado, de buenos empleos y con trabajadores orgullosos de sus aportes son algunos de los principales objetivos del Ministerio del Trabajo. Así lo señaló la titular de esta cartera, Camila Merino, en el Encuentro Nacional de la Pequeña y Mediana Empresa 2010, donde expuso sus metas, pero también las principales falencias encontradas en las pasadas administraciones y en las cuales ya se buscan prontas soluciones para conseguir los objetivos planteados en el programa de gobierno del Presidente Sebastián Piñera.

La titular de la cartera del Trabajo apuntó a la baja empleabilidad de los últimos diez años, las pobres cifras de crecimiento y a los problemas de educación y capacitación de los trabajadores. “Se capacitan sólo 940 mil personas con un promedio de 30 horas, donde se controla asistencia y no aprendizaje”, dijo Camila Merino, quien apuntó a que en el Sence, durante los últimos años existieron programas con alta deserción y baja pertinencia.

Otras de las problemáticas señaladas es que menos del 15% de la fuerza laboral que recibe capacitación se concentra en grandes empresas. Éstas recibieron, según cifras del Sence, un 76% de las franquicias.

Baja creación de empleos los últimos años

“En 10 años se generaron 123 mil empleos promedio por año, y en este periodo no existió un aumento en la tasa total de ocupación”, dijo Camila Merino, quien apuntó a subir la meta de 200 mil nuevos puestos de trabajo, “con salarios justos y que posibiliten un mejor nivel de vida a miles de chilenos”, agregó la autoridad.

Hasta marzo del 2010, la tasa de desempleo llegó al 8,5% a nivel país y a un 16, 2% en los jóvenes. “Un 54% del primer quintil de jóvenes entre 20-24 años no trabaja ni estudia” detalló la ministra, quien apuntó a ellos y a las mujeres como los principales beneficiarios de los programas de su cartera.

Algunas de las iniciativas parta mejorar estas cifras son:

-Conectar mejor oferta con demanda de trabajo para trabajadores menos calificados.

-Mejorar definición de salario mínimo.

-Perfeccionar subsidio a contratación de jóvenes en situación de pobreza y extenderlo a otros sectores vulnerables.

-Profundizar la inserción de la mujer al mundo del trabajo.

-Perfeccionar seguro de cesantía e indemnización por años de servicio.

-Mejorar productividad y empleabilidad, respetando las particularidades sectoriales (Teletrabajo, Adaptabilidad pactada, Banco de Horas Mensual).