Ministra Matthei: “Es fácil hablar de salario mínimo… El tema es cómo creamos empleos para todos”

Una exposición ante más de 200 profesores y alumnos del instituto Duoc, de la Universidad Católica, realizó hoy la ministra del Trabajo y Previsión Social, Evelyn Matthei, en el marco de la “Semana por la Vida”, organizada por la institución.

La charla exploró sobre la dignidad humana y el trabajo, y la secretaria de Estado señaló que a su juicio, este concepto no sólo debe estar presente en el puesto de trabajo, sino que “la primera dignidad es tener un empleo. Los chilenos no tenemos noción de lo que está pasando afuera, porque a China, India, Perú y otros países se están yendo muchos empleos de países como Chile, porque ellos tienen gente muy bien preparada y los costos son menores”.

Por eso, dijo la ministra Matthei, “es muy fácil hablar de salario mínimo e ingreso ético, pero el tema es cómo creamos empleos para todos con la competencia brutal que tenemos. Ni el gobierno, ni los sindicatos, ni las empresas están preparados para esta nueva tendencia mundial”.

La disyuntiva hoy, explicó la autoridad, es cómo asegurar un salario razonable y una vida digna para los trabajadores, pero en un entorno en que las empresas chilenas puedan competir con las de China e India. “En el caso de un peluquero, no hay competencia, porque se requiere su presencia para cortar el pelo, pero en un banco, una AFP y otras industrias, hay una serie de empleos administrativos que se pueden realizar desde cualquier parte del mundo”, aseguró.

La ministra agregó que la actual legislación chilena no permite adaptarse a la nueva competencia global por los empleo, “ya que el Código del Trabajo está elaborado con una lógica de los años ’60. Hoy, el 57% de las multas de la Dirección del Trabajo son por excederse en la jornada laboral. ¿No será que la ley ya está obsoleta? ¿Qué pasa con las lecheras, donde las vacas dan leche las 24 horas al día?”.

“Nuestra legislación está pegada en la cultura de trabajadores versus empleadores. Hoy la cultura debe ser trabajo en Chile versus trabajo en China o India”, sostuvo.

Matthei señaló que, por ejemplo, con el actual esquema de indemnizaciones por años de servicio, “que también está pensado para la lógica de empresas de los años ’60, lo único que se ha logrado es precarizar los contratos de trabajo, y por eso hoy se hacen tantos contratos por obra o faena o a plazo fijo”.

Destacando que la dignidad no sólo debe estar en el trabajo, sino que “en cómo tratamos de igual a igual a todos los que nos rodean”, la ministra Matthei se preguntó “¿cómo una empresa va a invertir en capacitación si contrata a alguien a plazo fijo? Ese tipo de contratos nos aleja de un trabajo digno. Ni el gobierno, ni los sindicatos, ni las empresas, ni los parlamentarios hemos entendido que el mundo cambió y que tenemos que adaptarnos rápido”.

La secretaria de Estado recalcó que “la dimensión ética en la forma como nos relacionamos debe estar presente en todo. Si la gente siempre actuara consciente de esto, no tendríamos el caso La Polar, ni los paraguayos que venían supuestamente a capacitarse, ni a trabajadores encerrados con candados”.