Sence certificó en Villa Ortega a 13 alumnos/as en curtido de cuero

Financiado a través del Fondo Nacional de Desarrollo Regional, FNDR, del Gobierno Regional, el curso entregó conocimientos y herramientas para rescatar este tradicional oficio artesanal.

En la localidad de Villa Ortega se realizó la certificación de 13 alumnos/as que se capacitaron en el curso de Curtido Artesanal de Cuero, parte del programa macro denominado “Capacitación y Certificación de los Trabajadores de la Región de Aysén”, financiado a través del Fondo Nacional de Desarrollo Regional, FNDR, y ejecutado por el servicio Nacional de Capacitación y Empleo, Sence.

La capacitación tuvo una duración de 190 horas, dictadas por el profesor Temístocles Bustos, técnico en curtido de pieles, maestro curtidor, proveniente de Temuco, quien les enseñó nuevas técnicas de esta ancestral labor. Uno de los objetivos del curso era que los participantes adquirieran nuevas habilidades y técnicas del curtido de cueros de vacuno y oveja, que permitan desarrollarse en el área de la artesanía de este oficio tradicional, aportando a superar las complicaciones laborales y económicas a consecuencia de las restricciones laborales de la pandemia y así poder buscar otras formas de generar más ingresos económicos aprovechando materias primas locales y a las que tienen acceso en esta localidad.

La Gobernadora Regional de Aysén, Andrea Macías, se refirió a la certificación y la muestra presentada por los alumnos/as: “Muy contentos, para nosotros como Gobierno Regional y Consejo Regional es fundamental participar en estos espacios, donde estamos viendo en terreno cómo los recursos del Gobierno regional impactan en la vida de nuestra gente, y aquí, en particular en Villa Ortega, con algo que además de la capacitación en sí, rescata patrimonio de nuestra región. El trabajo en cuero es algo que se ha ido perdiendo en cierta forma y para nosotros también es importante hacer ese trabajo, que promueve nuestra identidad, que rescata tradiciones y que rescata este oficio de muchos hombres y mujeres que durante muchos años lo trabajaron”.

A su vez, el consejero regional de la provincia, Rocco Martiniello, manifestó “en representación de los catorce consejeros, hemos llegado hasta Villa Ortega. El saber no ocupa lugar y es el momento de emprender otras actividades dependiendo de lo que nos entrega la naturaleza. Hoy día recuperamos un cuero que a lo mejor estaba perdido, abandonado y se hace un trabajo que puede  terminar en un calzado, en una bota, un cinturón, una cartera y queda esta posibilidad de generar también economía circular para una localidad como Villa Ortega, que también está invitando a que vengan a visitarlos y van a ver estos productos en venta en cualquier momento. Felicitaciones y sigan adelante con estos cursos que entrega Sence”.    

Una de las solicitudes realizadas a las autoridades es la continuación de este tipo de capacitación para profundizar en el conocimiento del oficio. “Esta curtiembre en cuero, rescatando antiguas tradiciones es financiado por el Gobierno regional, lo agradecemos como Gobierno, y Sence aquí realiza una gran labor, así que esperamos continuar con las capacitaciones. Tenemos varias propuestas regionales, tenemos una que estamos viendo con Sence que es para capacitar a 1.000 mujeres. Esperamos seguir avanzando porque esto es lo que las personas solicitan en los territorios, estamos apuntando a romper la estacionalidad, que la gente tenga un oficio, un oficio valorado y esto apunta en el sentido correcto de lo que nos mandata nuestro Presidente Boric, llegar a los territorios, tener un trabajo decente y que la gente sienta que los territorios están siendo considerados por el Gobierno”, afirmó el Seremi de Trabajo y Previsión Social, Rodrigo Díaz.

La opinión de los alumnos

Fueron 15 los alumnos/as que comenzaron la capacitación y 13 quienes se certificaron. Natalino Riffo fue uno de ellos, “Estuvo espectacular. El profesor tenía la mejor disposición, ganas de enseñar a los alumnos y eso se agradece. En  el tiempo de invierno no se puede curtir, pero vamos a caminar a la primavera para emprender un negocio, algo que genere monedas”, comentó.

Por su parte, Víctor Sandoval se refirió a la proyección del oficio, “para nosotros fue bien grato haber aprendido la técnica de la curtiembre artesanal, que es bien básica pero los resultados son profesionales, se da cuenta del trabajo que generamos y lo que logramos aprender dentro del tiempo y espacio que tuvimos. El trabajo es bien práctico y bonito, de manera artesanal y ahora más adelante podría ser algo más industrializado quizás, como minipyme y hacer trabajos más amplios. En mi caso y muchos casos de quienes logramos hacer el curso, muchos vamos a seguir trabajando lo que es el área del cuero para distinto tipo de cosas, ya sea para cuero ornamental o para trabajos de carteras, billeteras, etc.”

Los alumnos/as en la certificación realizaron una muestra de su trabajo realizado durante la capacitación, lo cual la mayoría espera se convierta en un emprendimiento con identidad local en Villa Ortega.   

  

Fecha publicación: 23 de julio 2022