Seremi del Trabajo prepara Día Mundial contra el trabajo infantil

*Junto a otros servicios, instituciones y organismos lidera evento que se realizará el próximo 12 de junio.

Este martes la Secretaría Regional Ministerial del Trabajo y Previsión Social reunió a una serie de servicios, organismos e instituciones en torno a los preparativos para Día Mundial contra el trabajo infantil, que se conmemorará en grande el próximo 12 de junio.

El desarrollo del evento es la principal gestión del Comité Regional para la Erradicación del Trabajo Infantil y Protección del adolescente trabajador, el cual está compuesto por representantes de seremias, el municipio local, la Oficina de Protección de Derechos, la Corporación Municipal de Desarrollo Social de Iquique, la Policía de Investigaciones, la Iglesia Católica, entre otros, todos quienes orientarán sus esfuerzos a los niños y niñas de cuartos y octavos básicos de establecimientos educacionales de la región.

La Seremi del Trabajo y Previsión Social, Cibel Jiménez, fue quien lideró el proceso y comentó que “es muy satisfactorio observar que los distintos servicios se agrupan con un bien superior que es la educación y un esparcimiento saludable que impida y erradique el trabajo infantil a nivel regional”.

Según la Estrategia Nacional para la Erradicación del Trabajo Infantil 2015-2020, en Tarapacá históricamente los niños y niñas trabajan en pesca, recolección de algas, trabajo infantil doméstico y transporte de cargas pesadas en ferias. Sin embargo datos alarmantes precisan que actualmente en Chile existen 220 mil niños, niñas y adolescentes que se encuentran trabajando.

Por su parte, Angélica Ulloa, encargada de la Estrategia Contra el Trabajo Infantil de la Seremi, precisó que “lo más importante de este comité es la participación de diversos servicios, ya que nos permite precisar su apoyo, precisar la cantidad de stands que tendremos y las responsabilidades específicas para cada uno”.

Finalmente, la Seremi de Trabajo y Previsión Social, precisa que este comité espera generar conciencia en la población sobre la importancia de la educación por sobre las actividades remuneradas, así como explicar que los niños no pueden, sino que sólo aportar en actividades domésticas del hogar.