Ministra del Trabajo y abusos de licencias médicas: “Los vamos a perseguir por todos lados”

La Ministra del Trabajo y Previsión Social, Evelyn Matthei, junto a la Superintendenta de Seguridad Social, María José Zaldívar, se reunieron este mediodía con el director del Servicio de Impuestos Internos (SII), Julio Pereira, a quien, en el contexto del principio de colaboración existente entre órganos del Estado, le entregaron antecedentes de Licencias Médicas otorgadas por profesionales denunciados en el año 2010, para que efectúe las investigaciones en el ámbito de su competencia.

Lo anterior tras el análisis del Registro Nacional de Licencias Médicas – que es administrado por la Superintendencia de Seguridad Social (SUSESO)- que reveló que el 2009, 115 médicos -de más de 20.000 profesionales analizados- entregaron más de 200.000 permisos en dicho período, generando un gasto por concepto de Subsidio por Incapacidad Laboral (SIL) de al menos 47 millones de dólares.

Cabe señalar que de las licencias otorgadas por estos 115 profesionales, un 80% corresponden a trabajadores afiliados a Fonasa, y por tanto financiadas con el 7% de la cotización de salud respectiva. “Es una cantidad obscena de dinero. Uno ve que hay gente que tiene cáncer y que se demora mucho tiempo en ser atendida y por otro lado hay frescos que se están llenando los bolsillos”, dijo Matthei.

Agregó que a quienes cometen delitos en torno a licencias médicas, “los vamos a perseguir por todos lados que podamos… ¡Esto se acabó!”.

“La mayoría de los médicos es gente absolutamente honesta. Pero hay algunos que han transformado esto en una verdadera industria”, afirmó la ministra del Trabajo.

Evelyn Matthei agregó que estas conductas perjudican a todos los chilenos y a los trabajadores. “Quienes abusan del sistema de licencias ocupan recursos que deberían estar siendo destinados a otros. También daña muchísimo la profesión médica. Provocan un daño enorme al resto de los profesionales en términos de imagen y credibilidad”, concluyó la secretaria de estado.

La secretaria de Estado sostuvo que “esta es solamente la primera de las medidas. Vamos a estar anunciando más, porque es indignante que el dinero se esté gastando en licencias falsas, cuando debiera estar ocupándose en contratar más médicos para solucionar los problemas que sufren los enfermos en los hospitales”.

De acuerdo a María José Zaldívar, superintendenta de Seguridad Social, “la Licencia Médica es un derecho de los trabajadores que hay que proteger: tolerar el fraude implica debilitar dicho derecho. Por eso es necesario que se efectúen todas las investigaciones destinadas a evitar su uso fraudulento. Los grandes perjudicados son los propios trabajadores, quienes con su cotización financian el sistema”.

Ambas autoridades aclararon que la conducta supuestamente “anómala” por parte de 115 profesionales, no es una generalidad, debido a que la investigación concluye que la gran mayoría de los médicos está entregando licencias médicas dentro de rangos absolutamente normales (los denunciados representan menos del 1% del total de profesionales de la orden).