En caso de desempleo o cesantía, el Ministerio de Trabajo y Previsión Social entrega una serie de alternativas para enfrentar ambos casos, y también para encontrar nuevos empleos.

 

  • Seguro de Cesantía:

El Seguro de Cesantía (SC) es un instrumento de Seguridad Social del Gobierno de Chile, creado por la Ley 19.728, vigente desde octubre de 2002, y perfeccionado por la Ley N° 20.328, vigente desde mayo de 2009, cuyo objetivo es proteger a los trabajadores cuando éstos se encuentran cesantes. Este seguro obligatorio cubre a los trabajadores dependientes regidos por el Código del Trabajo, que inician o reinician actividades laborales a partir del 2 de octubre de 2002

– ¿A quiénes pertenecen los fondos de cesantía?

Hay dos Fondos de Cesantía que están conformados por recursos aportados por distintos participantes del sistema y por lo tanto son de distinta propiedad:

Cuentas Individuales de Cesantía (CIC): cada afiliado al Seguro de Cesantía posee una CIC que le pertenece para toda la vida. Los fondos que allí se mantienen provienen de las cotizaciones que realiza el empleador (si se trata de un contrato a plazo fijo, o por obra o faena), y de las que realiza el trabajador y el empleador (si se trata de un contrato indefinido). Todo lo que se cotice en una CIC pertenece exclusivamente al trabajador propietario de esa cuenta.

Fondo de Cesantía Solidario: se conforma de los aportes mensuales de los empleadores que tienen trabajadores afiliados al Seguro de Cesantía y un aporte del Estado que ascenderá anualmente a un total de 225.792 unidades tributarias mensuales (UTM), las que se enterarán en 12 cuotas mensuales de 18.816 UTM. Los recursos del Fondo Solidario serán de los beneficiarios que cumplan los requisitos para acceder a él.

– ¿Qué tipo de beneficios entrega este Fondo?

El Seguro de Cesantía otorga beneficios monetarios, asistencia para la búsqueda de un nuevo trabajo y otros beneficios tales como protección de salud, asignaciones familiares y capacitación. Al momento de quedar cesante, el trabajador podrá retirar los recursos acumulados en su cuenta individual y, de ser necesario y cumplir con los requisitos, recurrir a un Fondo Solidario, el cual será constituido con parte de los aportes de los empleadores y con aportes del Estado.

 

  • Bolsa Nacional de Empleo: Permite acceder gratuitamente a ofertas de trabajo, capacitación y orientación laboral en línea. En la bolsa están disponibles las alternativas publicadas por empresas y las Oficinas Municipales de Intermediación Laboral (OMIL). Además, incluye el currículo de todas las personas que aprobaron un curso de formación SENCE.

Beneficiarios:

Personas afiliadas al seguro de Cesantía o quienes hayan accedido a los servicios entregados en la Oficina Municipal de Intermediación Laboral (OMIL) de su comuna.

NOTA: el seguro de cesantía es obligatorio para todos los trabajadores dependientes regidos por el Código del Trabajo que inicien o reinicien actividades laborales en tal calidad, con posterioridad al 1 de octubre de 2002. Se exceptúan los siguientes casos:

  1. Trabajadores de casa particular.
  2. Trabajadores sujetos a contrato de aprendizaje.
  3. Trabajadores menores de 18 años de edad.
  4. Trabajadores que tengan la calidad de pensionados, salvo los pensionados por invalidez parcial que quedan sujetos al seguro.

Link de acceso: http://www.bne.cl/

 

  • Oficina Municipal de Información Laboral (OMIL):

Las Oficinas Municipales de Información Laboral (OMIL) son las encargadas de entregar información a las personas respeto de las opciones o posibilidades laborales de su comuna. Ellas forman parte de la Red Pública de Empleo y dentro de sus funciones principales apoyan a quienes buscan trabajo, acercándolos(as) a las ofertas de empleo. Además, facilitan su acceso a cursos de capacitación gratuitos y a realizar su proceso de certificación para obtener los beneficios del Fondo de Cesantía Solidario.

Link de acceso: http://www.sence.cl/sence/?page_id=628ChromeHTML\Shell\Open\Command

 

  • Subsidios a la Contratación:

Sence cuenta con una serie de programas orientados a apoyar a las empresas en la contratación de trabajadores(as), especialmente de los jóvenes, mujeres y personas mayores de 50 años, quienes tienen más dificultades para insertarse en un puesto de trabajo.Este beneficio consiste en entregar un subsidio a las empresas que realicen nuevas contrataciones, consistente en reembolsar una fracción del Ingreso Mínimo Mensual, durante un período determinado de tiempo y, además, pueden acceder a un bono para capacitar a las personas recién incorporadas