Campaña de inmunización contra la influenza contará por primera vez con permiso laboral para vacunarse

El Ministerio del Trabajo y Previsión Social dio a conocer que el derecho de los y las trabajadoras a solicitar un permiso de media jornada laboral, con el objetivo de ponerse al día con su esquema de vacunación contra el Covid-19, a partir de ahora también podrá ser usado en la inmunización contra la influenza.

Este derecho, contemplado en el artículo 66 ter del Código del Trabajo, establece que el permiso puede ser usado para cualquier programa o campaña pública de inmunización enfocada al control y prevención de enfermedades transmisibles, por lo que los trabajadores y las trabajadoras que califiquen dentro de los grupos de población objetivo también podrán solicitarlo a sus empleadores para cumplir con la Campaña de Vacunación contra la Influenza 2022.

Para hacerlo, los y las trabajadoras deben solicitar el permiso a los empleadores por escrito y con al menos 48 horas de anticipación al día en el que va a ser usado. La media jornada de permiso debe ser considerada como efectivamente trabajada para todos los efectos legales y ser pagada con su remuneración respectiva. Además, no admite compensación económica alguna, ni durante ni al término de la relación laboral entre trabajador y empleador.

Por otro lado, en todos los casos en que la inmunización suponga la inoculación de más de una dosis de la vacuna, los trabajadores tienen derecho a medio día de permiso laboral por cada una de ellas. Por su parte, el empleador debe ampliar la duración del permiso tomando en consideración las condiciones geográficas, de transporte y la disponibilidad del equipamiento médico necesario.

Recuerda que si eres trabajador/a y tu empleador/a se niega a que hagas uso de este permiso, puedes presentar una denuncia de forma presencial en las oficinas de la Dirección del Trabajo o hacerlo a través del sitio web www.dt.gob.cl

Revisa aquí los grupos objetivo de la Campaña de Vacunación contra la Influenza 2022:

  1. Personal de salud.
  2. Personas de 65 y más años
  3. Enfermos crónicos, de hasta 64 años, portadores de alguna de las siguientes condiciones de riesgo:
    • Enfermedad pulmonar crónica (asma bronquial, EPOC, fibrosis quística, fibrosis pulmonar de cualquier causa).
    • Enfermedad neurológica (neuromusculares congénitas o adquiridas, que determinan trastornos de la deglución o del manejo de secreciones respiratorias, epilepsia refractaria a tratamiento).
    • Enfermedad renal crónica (insuficiencia renal en etapa 4 o mayor, diálisis).
    • Enfermedad hepática crónica (cirrosis, hepatitis crónica, hepatopatías).
    • Enfermedades metabólicas (diabetes mellitus, enfermedades congénitas del metabolismo).
    • Cardiopatías (congénitas, reumática, isquémica y miocardiopatías de cualquier causa).
    • Hipertensos en tratamiento farmacológico.
    • Obesidad (IMC ≥30 en adultos y en adolescentes IMC >+2 DE).
    • Enfermedades mentales graves (Esquizofrenia, Trastorno bipolar).
    • Enfermedad autoinmune (lupus, esclerodermia, artritis reumatoide, enfermedad de Crohn, y otras).
    • Cáncer en tratamiento con radioterapia, quimioterapia, terapias hormonales o medidas paliativas de cualquier tipo.
    • Inmunodeficiencias congénitas o adquiridas
  1. Embarazadas, en cualquier etapa del embarazo.
  2. Niños y niñas desde los 6 meses y hasta 5° año básico.
  3. Estrategia capullo para prematuros con patologías definidas en “Recomendaciones para la vacunación de pacientes con necesidades especiales por patología o situación de riesgo”.
  4. Trabajadores de la educación preescolar y escolar hasta 5° año básico.
  5. Trabajadores de avícolas y de criaderos de cerdos.