Denuncias de niños víctimas de las Peores Formas de Trabajo Infantil muestran fuerte baja en 2011

Tarjeta Roja al Trabajo Infantil” fue el lema que convocó en Ñuñoa a cerca de 300 niños, quienes participaron de un mini torneo de baby futbol, organizado por el Ministerio del Trabajo y Previsión Social, la OIT y Fundación Telefónica, a través de su programa Proniño, y otras instituciones nacionales.

La actividad tuvo por objeto dar una voz de alerta respecto a un flagelo que afecta a más de 215 millones de niñas y niños que trabajan hoy en todo el mundo —según los cálculos de la Organización Internacional del Trabajo—lo que en muchos casos limita las posibilidades de completar estudios, y los expone a condiciones de vida riesgosas para su salud y desarrollo.

Esta cifra incluye a Chile, donde se estima existen 107 mil niños que trabajan en condiciones inaceptables en vez de crecer jugando y estudiando.

Según explicó la ministra del Trabajo y Previsión Social, Evelyn Matthei, si bien ha habido grandes avances en los últimos años, en cuanto a la disminución de los niños que trabajan, reconoció que aún queda una tarea pendiente. “En la Dirección del Trabajo hemos visto una fuerte disminución de las  denuncias interpuestas por infracción a las normas que regulan el trabajo infantil. Si en el 2006 se recibieron 3.968 denuncias este año se han recibido 91, lo que es un notable avance, pero también nos revela que todavía queda tarea por hacer. Mientras haya un niño que por trabajar, deje sus estudios, no nos sentiremos satisfechos”, señaló la autoridad.

Desde junio de 2003 hasta la fecha, el Sename ha ingresado al Sistema de Registro Único e Intervención en Peores Formas de Trabajo Infantil cerca de 4.000 casos, entre los cuales el 58,8% son hombres y el 41,2% mujeres. Además, el 72,7% tiene 15 y más años de edad y el 49% de ellos no asistía a la escuela.

En cuanto al tipo de actividad que desarrollaban, el 31,4% estaba involucrado en explotación sexual comercial, el 31,9% en alguna modalidad de trabajos estimados peligrosos por sus condiciones, el 16,6% en actividades ilícitas, el 11,1% en trabajos peligrosos por su naturaleza, y un 9% estaba involucrado en “otras” actividades estimadas como peores formas de trabajo infantil. 

El presidente Ejecutivo de Movistar Chile, Claudio Muñoz, sostuvo que “estamos felices de participar en iniciativas como ésta. Nos gusta que los niños hagan cosas de niños porque eso es lo que buscamos día a día en Proniño. Llevamos más de 10 años tratando de erradicar el trabajo infantil a través la educación de los menores y sólo el año pasado ayudamos a más de 8 mil niños y niñas trabajadores del país, lo que para nosotros es un golazo. Sabemos que aún falta mucho pero no descansaremos de dar la pelea por un futuro mejor para los más pequeños”.

Guillermo Miranda, director de la Oficina de la OIT para el Cono Sur de América Latina, destacó que “en el mundo hay unos 215 millones de niños que trabajan. De ellos, aproximadamente 115 millones lo hace en trabajos peligrosos, es decir, expuestos a productos tóxicos, temperaturas extremas, tareas repetitivas y denigración. La educación y los juegos son metas que parecen inalcanzables para ellos. Ojalá el espíritu del fútbol y del deporte en general, sirvan de inspiración para enfrentar el desafío de erradicar el trabajo infantil con la energía, las políticas y el compromiso que se requiere”.

Datos de la Encuesta CASEN

Una de las preguntas de la Encuesta CASEN 2009 fue en relación a la Razón principal de no asistencia a establecimiento educacional para personas de 7 a 17 años a nivel nacional.

En cuanto a las categorías relativas que pueden relacionarse más directamente con trabajo infantil, la categoría agrupada “Trabaja o busca/Quehaceres del hogar” se encuentra en cuarto lugar, con un 14%.

Este porcentaje se desglosa en 8,8% correspondiente a “Trabaja o busca trabajo” y un 3,2% de “Ayuda en la casa o quehaceres del hogar”. Enseguida se encuentra “Dificultad económica” con un 11,8%.

Si se sumaran ambas alternativas, se tendría que un 25,8% de los jefes de hogar identificaron como principal razón de no asistencia a la escuela para niños, niñas y adolescentes estar trabajando o buscando trabajo, quedarse en la casa para ayudar con los quehaceres del hogar, o tener una dificultad económica.

Consultados los  niños y jóvenes entre 12 y 17 años del país,  si alguno de ellos ¿trabajó al menos una hora sin considerar los quehaceres del hogar? El resultado fue que el 2,1% de los jóvenes había trabajado durante la semana pasada al menos una hora sin considerar los quehaceres del hogar, según la respuesta del jefe de hogar. El 97,9% restante respondió que no.

A continuación, se detallan las cifras de denuncias sobre el trabajo infantil:

Año Cantidad de denuncias
2006 3.968
2007 1.358
2008 343
2009 214
2010 258
2011 91