Gobierno envía proyecto para ampliar cobertura de la Ley de Protección del Empleo y del Seguro de Cesantía

-La iniciativa permitirá a las personas desempleadas, que tienen recursos en sus cuentas individuales por cesantía, pero no cumplen con los requisitos de cotizaciones, puedan ahora acceder a las prestaciones del seguro. Además, mejora la actual escala de porcentajes de los giros, elevándola al 55% de su remuneración imponible entre el segundo y cuarto giro, con opción de incrementarse a partir del quinto mes.

El Presidente de la República, Sebastián Piñera, acompañado de la Ministra el Trabajo y Previsión Social, María José Zaldívar; el Ministro de Hacienda, Ignacio Briones, y del Ministro de la Segpres, Claudio Alvarado, firmó hoy el proyecto que amplía y mejora la Ley de Protección del Empleo y que flexibiliza los requisitos para acceder al Seguro de Cesantía, incrementa temporalmente el monto del beneficio y aumenta las prestaciones de la Ley de Protección del Empleo.

“Este proyecto, pensando en los más vulnerables, también establece un piso absoluto, un mínimo de $225 mil de pago (del Seguro de Cesantía) a los trabajadores. De esta forma, esta mejoría en la Ley significa más y mejor protección para los trabajadores chilenos que por cualquier razón pierdan sus empleos” en los tiempos de emergencia sanitaria que vive el país, agregó el Presidente Piñera.

La iniciativa permitirá que unos 3.131.000 trabajadores puedan acceder a los Fondos de Cesantía, tanto su cuenta individual como el Fondo de Cesantía Solidario que en las condiciones actuales no cumplían con los requisitos de la normativa.

La Ministra Zaldívar, destacó la importancia de esta medida que busca mejorar la ley vigente en el contexto de alza del desempleo, situación que está afectando a miles de trabajadores y sus familias. “Como Gobierno estamos conscientes de la necesidad de ir revisando los impactos de las medidas que estamos tomando y, por eso, este proyecto contempla la posibilidad de que los Ministerios de Hacienda y, de Trabajo y Previsión Social, por decreto, puedan elevar las prestaciones, si las condiciones económicas lo ameritan”, explicó la secretaria de Estado.

Agregó que “queremos llegar a más trabajadoras y trabajadores que necesitan también del apoyo en esta crisis. Sabemos de la urgencia de las necesidades y por eso continuamos trabajando en propuestas que permitan perfeccionar las medidas que hasta ahora hemos lanzado para abordar esta problemática de manera integral, como el Bono Covid-19, la Ley de beneficios a trabajadores independientes a honorarios, y el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) 2.0, que comenzó a pagarse la semana pasada, concretando la primera transferencia con los nuevos montos aprobados a 404.530 familias, es decir, 1.345.195 personas”.

El proyecto permite que las personas desempleadas, que disponen de recursos en su Cuenta Individual por Cesantía (CIC) pero no cumplen con los requisitos de cotizaciones, puedan acceder a las prestaciones del seguro, rebajando los actuales requisitos (tres cotizaciones continuas anteriores al término de contrato o a seis cotizaciones mensuales continuas o discontinuas en los últimos 12 meses) para equipararlos a las exigencias vigentes para acceder a la Ley de Protección del Empleo.

También aumenta el monto de los pagos, tanto para aquellos que reciben prestaciones del Seguro de Cesantía como a los que están acogidos a la Ley de Protección del Empleo, modificando la actual escala de porcentajes de los giros a partir del segundo giro, dejándolo fijo en 55%, hasta el cuarto pago

Asimismo, quienes accedan a prestaciones del Seguro de Cesantía con cargo a los Fondos de Cuentas Individuales, recibirán el primer mes el equivalente al 70% de su remuneración imponible, el segundo mes un 55%, cifra que se mantendrá fija hasta el quinto mes. A partir del sexto mes, recibirían el 50%, pudiendo ser elevado hasta 55% por decreto de los Ministerios de Hacienda y Trabajo, si se estima pertinente.

Para el caso de prestaciones con cargo al Fondo de Cesantía Solidario (FCS) los trabajadores con contrato indefinido, seguirán recibiendo prestaciones con la misma escala, esto es, el primer pago equivalente al 70% y luego 55% hasta el cuarto mes. Y, en contratos a plazo fijo, los trabajadores recibirán un pago equivalente al 55% de sus remuneraciones entre el primer al cuarto mes. En ambos casos, en el quinto mes recibirán el 45% de su remuneración, pudiendo incrementarse hasta un 55% por decreto de los Ministerios de Hacienda y Trabajo.

El proyecto establece también la extensión de pagos para un sexto y séptimo giro con cargo al FCS, para los trabajadores con suspensión de contrato bajo la Ley de Protección del Empleo. En este caso, el monto del giro según la ley vigente es de 30% pudiendo subir hasta el 45%, por decreto de los Ministerios de Hacienda y Trabajo.

La iniciativa permite además que los ingresos por acceso al seguro a cesantía sean compatibles con el Ingreso Familiar de Emergencia, y se suma al proyecto que amplía la cobertura de la Ley de Protección del Empleo a madres, padres y cuidadores de niños y niñas en edad preescolar, mejorando igualmente los beneficios determinados en el marco de dicho proyecto, que fue presentado la semana pasada.

Galería de fotos