Gobierno patrocina proyecto que obliga a las empresas a perseguir en la justicia actos que atenten contra la vida de sus trabajadores y Cámara inicia su discusión

  • La Comisión de Trabajo y Seguridad Social comenzó el estudio de la moción, que data de noviembre de 2018

La Comisión de Trabajo y Seguridad Social de la Cámara de Diputados comenzó el estudio de la moción parlamentaria que modifica el Código del Trabajo y la ley 18.290, de Tránsito, iniciativa que protege la salud e integridad de los trabajadores que sufren violencia laboral externa.

El inicio de la tramitación del proyecto, que fue ingresado al Congreso en noviembre de 2018 y se encuentra en su primer trámite constitucional, se da luego que el Gobierno lo patrocinara y le diera urgencia simple.

Los autores de la moción son los diputados Boris Barrera y Raúl Soto; los actuales senadores Alejandra Sepúlveda y Gastón Saavedra, y el entonces también diputado Tucapel Jiménez.

En un punto de prensa, la ministra del Trabajo y Previsión Social, Jeannette Jara, señaló que “estas materias, junto con una política preventiva de las medidas que tiene que tomar el empleador para resguardar la integridad física y psíquica de los trabajadores, constituye parte de lo que nuestro Gobierno promueve, porque nos interesa desarrollar ambientes laborales sanos y seguros”.

Según cifras del Informe Anual de Seguridad y Salud de la Superintendencia de Seguridad Social (Suseso), un 4% de los accidentes laborales registrados en 2021, excluyendo de trayecto, corresponden a agresiones o amenazas.

En ese sentido, la secretaria de Estado argumentó que el Gobierno entrega el patrocinio a esta iniciativa “porque conocemos de hechos que han ocurrido últimamente, de connotación pública, como los que han acontecido en distintas estaciones de Metro, así como también en distintos centros de salud. Aquí hay un deber de prevención de los riesgos laborales a los cuales se ven expuestos trabajadores y trabajadoras, pero una vez ocurridos estos lamentables hechos hay también, y este proyecto de ley en particular busca, el derecho a la defensa ante los tribunales de justicia”.

En concreto, el proyecto patrocinado por el Ejecutivo modifica el Código del Trabajo con el ingreso de un nuevo artículo, el 184 Ter, que establece que “los trabajadores tendrán derecho a ser defendidos y a exigir que el empleador persiga la responsabilidad civil y/o criminal de las personas que atenten contra su vida o su integridad corporal, con motivo del desempeño de sus funciones, o que, por dicho motivo, los injurien o calumnien en cualquier forma”.

Al mismo tiempo, se modifica la Ley de Tránsito (18.290), con la inclusión de un nuevo inciso 3° al Artículo 196 Octies, el que señala que, “del mismo modo, el que amenace, hiriere o maltratare al personal de las empresas operadoras de servicios de transporte público, cuyas relaciones laborales son regidas por el Código de Trabajo, además de la Empresa de los Ferrocarriles del Estado y sus filiales, o de Metro S.A. y sus empresas contratistas, en razón del ejercicio de sus funciones, cualquiera sea la función que estos desempeñen, incurrirá en las penas previstas en los incisos 1º y 2º de este artículo, según corresponda”.

Ventanas

Consultada por la situación de trabajadores de la Fundición Ventanas de Codelco, la ministra de Trabajo y Previsión Social señaló que “en general, los procesos de transición justas, y en particular el cierre de la Fundición Ventanas, van a contar con una meta en común, tanto de los trabajadores de Codelco como del Gobierno. Esto es: vivir, en primer lugar, en un medio ambiente libre de contaminación donde ya no existan zonas de sacrificio”.

Agregó que, “en segundo lugar, hacer este proceso de cierre y transición en un marco de diálogo entre Gobierno y trabajadores, donde se cuide, por cierto, su estabilidad y su fuente laboral y, en tercer lugar, cuidar la empresa del Estado, que es Codelco, y fomentar, por cierto, su desarrollo y su industria, de acuerdo con tecnologías que sean no contaminantes”.