Ministra del Trabajo informa ranking de empresas de buses interurbanos más multadas en 2011

La ministra del Trabajo y Previsión Social, Evelyn Matthei, junto a la directora Nacional del Trabajo, María Cecilia Sánchez, encabezó esta mañana un programa especial de fiscalización a las condiciones laborales en el transporte interurbano de pasajeros, desplegado con motivo del fin del fin de semana largo.

Ambas autoridades concurrieron junto a un grupo de fiscalizadores a los terminales capitalinos para verificar las condiciones de las jornadas laborales de los conductores.

En la fiscalización, entre otras infracciones, fue encontrado que uno de los asistentes de bus interurbano superaba los 20 días de trabajo sin descanso, situación ilegal, que según las autoridades, se repite en el caso de algunos conductores, donde se han encontrado choferes que trabajan 30 días continuos. “Es criminal hacer que un conductor maneje esa cantidad de días, porque está arriesgando no sólo su vida, sino también las vidas de quienes van en esos buses, y la gente que va en las carreteras“, señaló la ministra Matthei.

“Para nosotros, este tema es muy importante, y vamos a seguir fiscalizando, seguiremos pasando multas hasta hacer que la industria del transporte responda a los estándares correspondientes”, agregó la secretaria de Estado.

En la oportunidad, la ministra Matthei entregó las cifras de fiscalización y un ranking con las infracciones de las distintas empresas de buses inteurbanos.

En lo que va de 2011, los programas de fiscalización de la DT han arrojado 1.432 inspecciones, de las cuales 634 han derivado en multa, con un monto total recaudado de $582 millones.

En tanto, las empresas más multadas este año son:

-EMPRESA DE TRANSPORTES RURALES TUR BUS LTDA. (83 multas en 348 fiscalizaciones)

-TRANSPORTES COMETA S.A. (66 multas en 100 fiscalizaciones)

-JULIA GUILLERMINA SALAZAR CRANE (41 en 82 fiscalizaciones)

-TRANSPORTES CRUZ DEL SUR LTDA (38 en 76 fiscalizaciones)

-COMPAÑIA JAC TRANSPORTES LIMITADA (26 multas en 54 fiscalizaciones)

-TRANSPORTES PULLMAN SUR LTDA (20 multas en 24 fiscalizaciones)

Descanso y jornadas laborales de los trabajdores

Nuestra legislación establece que los conductores deben tener:

-Un tiempo máximo de conducción continua que no debe ser superior a cinco horas.

-Un descanso mínimo entre turnos de conducción (2 horas)

-Un descanso mínimo ininterrumpido de 8 horas dentro de un período de 24 horas.

-Descansos de 8 horas al arribar a un terminal después de haber servido un recorrido de ocho o más horas, y descanso semanal compensatorio.

Si a través del dispositivo a bordo del bus no es posible establecer todos los eventos de las últimas 24 horas, los fiscalizadores deben cursar sanción por no llevar correctamente el registro de asistencia y de horas trabajadas, cursando todas las infracciones generadas durante el mismo lapso antes señaladas, y todas las infracciones referidas al descanso semanal o descanso compensatorio también descritas anteriormente.

Asimismo, si el dispositivo no está instalado o no está en funcionamiento, se tipifica infracción por no llevar registro de asistencia. En este escenario, los fiscalizadores toman declaración a los integrantes de la tripulación, y si de ésta se desprende alguna infracción a la jornada y los descansos, se procede a la suspensión del trabajador afectado. Sólo si se verifica su reemplazo o se cumple el tiempo de descanso se autoriza la reanudación de labores.

“Todos los usuarios deben saber que el conductor no puede manejar más de cinco horas seguidas. Uno toma la hora y si el conductor maneja más de cinco horas llamar a carabineros o a la Dirección del Trabajo”, recomendó Evelyn Matthei.

Cabe recordar que, en caso que con motivo de una fiscalización un bus no pueda hacer el respectivo viaje, ya sea por sanción a la máquina o al conductor, las personas pueden solicitar la devolución de su dinero o convenir tomar otro bus de la empresa a su destino.

Como en fiscalizaciones anteriores, los inspectores estuvieron en los terminales controlando la salida y llegada de buses para constatar, principalmente, la instalación y funcionamiento de los dispositivos de registro automatizado que verifica los horarios de trabajo de los choferes.