Ministra Matthei afirmó que para aumentar la productividad se debe mejorar la capacitación

La ministra del Trabajo y Previsión Social, Evelyn Matthei, afirmó que la base para aumentar la productividad en el país, es mejorar la capacitación, que es lo que está realizando el Gobierno y que es la principal propuesta para reformar el sistema en el proyecto de ley que será enviada al Congreso próximamente.

La secretaria de Estado inauguró hoy el XV Congreso chileno de Personas y Organización Icare, “CO-Productividad 1+1=11”, en CasaPiedra, donde expuso los lineamientos de lo que será el cambio al Sence.

En ese contexto, la autoridad dijo que el país debe entender que “estamos permanentemente compitiendo” con otros países, los cuales ya tienen una ventaja comparativa, que es tener sueldos mínimos menores al de Chile, como Perú o la India.

Es por eso que enfatizó que “no podemos competir con salarios bajos, ya que los trabajadores están demandando mejores salarios, que es lo que queremos, pero para hacerlo debemos mejorar la productividad laboral, porque de otra manera nos vamos a quedar fuera de competencia”.

En ese sentido, Matthei dijo que la capacitación es clave, pero que el país se ha quedado estancado en la materia, sobre todo en lo que respecto a los trabajadores no calificados, donde “estamos complicados”. Según confidenció, un estudio realizado en el Sence arrojó que los recursos para capacitación son usados por las grandes empresas y por trabajadores de mayores ingresos.

Lo que se suma a una “oferta de capacitación de mala calidad” y con “cursitos de 20 horas”. “Nos dimos cuenta que estos 300 millones de dólares que estábamos gastando, en realidad no lo estábamos gastando, lo estábamos quemando”.

Es por eso que ahora se han realizado una serie de cambios en la forma y en el fondo de las especializaciones, lo que se ha sumado un trabajo conjunto con los principales sectores de la industria, como minería, construcción y metalmecánica, entre otros, para conocer sus principales demandas en mano de obra.

Esto con el fin de crear perfiles para cada rubro y así formarlos para puestos que se requieren. Además, integrar a todos los estamentos educacionales, como los centros de formación técnica, institutos profesionales, colegios técnicos y entidades públicas, como Sence, o público privadas, como ChileValora, para establecer un mecanismo común.

“Esto es una revolución en materia de capacitación. Lo que queremos es que todos los entes donde se forman a personas en carreras técnicos profesionales sean de calidad, pero por sobre todo que estén alineados con la necesidades de la industria”, dijo la secretaria de Estado.

Asimismo, la autoridad señaló que esto va de la mano con establecer “una ruta del progreso del trabajador”. Es decir establecer niveles, donde cada persona tenga el incentivo de avanzar hacia uno superior, con el fin de ir mejorando su salario.

“Tenemos una tremenda oportunidad”, sostuvo la ministra Matthei, quien afirmó que si “Australia, Nueva Zelanda, Alemania o Finlandia logran competir con buenos salarios, es por esto”, señaló.