Ministra Matthei fiscaliza en terreno cumplimiento de normas laborales de temporeros agrícolas

En plena temporada de cosecha, la ministra del Trabajo y Previsión Social, Evelyn Matthei, realizó una fiscalización en terreno de las normas laborales en una serie de predios de la región del Maule.

El recorrido de la secretaria de Estado —que fue acompañada por los senadores de la zona, Ximena Rincón (DC) y Hernán Larraín (UDI)— partió en Linares, donde visitó una empresa modelo en el cumplimiento de la normativa.

La ministra del Trabajo comprobó que la productora de arándanos “EntreRíos Farm” tiene a todos sus trabajadores de temporada en regla. “Hemos visitado una instalación modelo, donde a las trabajadoras se les entrega protección contra el sol, y las normas de higiene y seguridad y en materia laboral y previsional son cumplidas al pie de la letra. Nos encantaría que todas las empresas de Chile tuvieran este grado de cumplimiento”, dijo Matthei.

La secretaria de Estado agregó que “hay varias temporeras que están estudiando, y después de trabajar 60 días, la empresa les paga la matrícula. Con lo que ganan en el verano, ellas pueden pagar las mensualidades. Esta es una empresa con un profundo respeto por la dignidad de los trabajadores, y esa es la única forma de tener una buena relación entre trabajadores y empleadores”.

Sobre el fortalecimiento de la fiscalización que planea durante su gestión, la ministra afirmó que “había 440 fiscalizadores contratados como tales, pero que cumplían labores administrativas. Ahora ya están en terreno, y queremos sacar 60 más a la calle”.

La autoridad señaló que la ex ministra, Camila Merino, inició una asesoría con el ex director de Impuestos Internos, Javier Etcheberry, para modernizar la Dirección del Trabajo (DT). “Él lo transformó en un organismo temido y respetado. Queremos que la DT también sea temida y respetada, y para ello haremos una modificación legal sobre las multas que se aplican a las empresas”, dijo Matthei.

Cierre de empresa en Colbún

Luego, la ministra del Trabajo se trasladó a un predio agrícola en la localidad de Yerbas Buenas que estaba siendo fiscalizado por la DT regional.

En él, se comprobaron algunas faltas menores, y se dio un plazo de 7 días hábiles para corregir las faltas.

Sin embargo, en la ciudad de Colbún la ministra Matthei comprobó en terreno que en un campo donde se cultiva maíz se empleaba a menores de edad, por lo que la empresa responsable fue clausurada por la Dirección del Trabajo.

“En esta zona los principales problemas se dan con los maizales. Hoy se cerró uno, donde había menores de edad trabajando y gente sin contrato. Nuestros fiscalizadores llegaron y pudieron tomar el nombre de algunos trabajadores, mientras otros arrancaron, por lo que se le dio aviso a Carabineros para que no volviera a entrar. Vamos a ser implacables con este tipo de prácticas laborales”, dijo Matthei.