Ministra Matthei se reúne con Orrego y analizan deudas previsionales de empresas

• La ministra señaló que a través de la Dirección del Trabajo se avanza para agilizar los cobros, pero que se requieren cambios legales para resolver el problema.

 

La ministra del Trabajo y Previsión Social, Evelyn Matthei, se reunió hoy con el precandidato DC Claudio Orrego; y con el diputado (DC), Jorge Burgos, para analizar las millonarias deudas previsionales que mantienen empresas con sus trabajadores.

Se trata de unos US$ 2.000 millones en cotizaciones que fueron declaradas y no pagadas, ante lo cual Matthei dijo que “es un tema que nos une a todos. No puede ser que un trabajador esté con contrato, haga la parte que le corresponde y que después le retengan parte de su sueldo como cotización previsional y después no le paguen. Eso es apropiación indebida, eso es robo”.

Además, la secretaria de Estado señaló que “también queremos perseguir a quienes ni siquiera declaran. Eso es evasión completa y los vamos a pillar con los cruces de datos que estamos haciendo a través de la Dirección del Trabajo. Probablemente el día que alguien vaya preso por deudas previsionales, cambiará la cosa, y por eso queremos ver cambios legales en el Congreso”.

La titular del Trabajo afirmó que “nos encantaría armar una mesa de trabajo pre-legislativa, con todos los sectores políticos, para avanzar más rápido en la cobranza de las cotizaciones”.

Consultada sobre qué está haciendo el gobierno para superar esta situación, Matthei dijo que “tenemos claro que hay muy pocos jueces de cobranza y hace dos meses visitamos al Presidente de la Corte Suprema por este tema, a lo que se suma el trabajo que tenemos con Justicia para superar esta situación”.

Además, detalló Matthei, “en materia de fiscalización estamos creando un sistema de cruce de datos que permitirá conocer a la DT cuándo una empresa deja de pagar, entonces inmediatamente la empresa recibe una carta y se les dice que clarifique esa situación o serán fiscalizados en 5 días. Eso lo estamos trabajando y posiblemente requiera cambios legales”.

El gobierno también avanza con la ley de quiebras, que ya fue aprobado en general en el Senado, y que agiliza el pago de remuneraciones y cotizaciones en caso de quiebras. “Queremos que ese proceso no dure más de dos o tres meses y sea simple, sin abogados que se lleven un tercio de los dineros de los trabajadores”.