Ministra Matthei: Sueldos de trabajadores más vulnerables subirían unos $ 40.000 con mejores prácticas en capacitación

Una detallada exposición sobre los cambios que se prevé realizar al sistema de capacitación realizó hoy en el Senado la ministra del Trabajo, Evelyn Matthei.

La secretaria de Estado expuso las conclusiones de una comisión de expertos -liderada por el economista Osvaldo Larrañaga- y señaló qué acciones tomará el gobierno para asegurar que la capacitación mejore la empleabilidad y los sueldos de los trabajadores.

Hemos detectado que la probabilidad de recibir una capacitación es más alta si tienes mejor educación, si tienes mejor remuneración y trabajas en una empresa más grande, lo que está muy mal. Hoy, el 27% de los recursos del Estado en capacitación se lo lleva el quintil más rico de la población, y eso quiere decir que el sistema no focaliza bien”, sostuvo Matthei.

La autoridad agregó que las grandes empresas utilizan el 20% de los recursos, mientras que las microempresas -las que más requieren de capacitación para ser competitivas- utilizan sólo el 1% de los recursos fiscales.

“Las personas capacitadas vía franquicia Sence con cursos de 19 horas, lograron un nulo impacto en sus sueldos. Quienes han recibido capacitaciones de 500 horas, y que corresponden a personas de más escasos recursos, han logrado remuneraciones unos $ 40.000 más altas al segundo año. A eso queremos apuntar”, afirmó la ministra del Trabajo.

Los planes del gobierno en materia de capacitación apuntan, según la secretaria de Estado, a focalizar la inversión de Estado en capacitación hacia los sectores de menores recursos, y apuntar más hacia las pymes que a las grandes empresas.

Además, señaló Matthei, se evalúa aplicar un copago en el caso del uso de la franquicia tributaria por parte de las grandes empresas, para evitar abusos en la utilización de dineros fiscales en cursos que no permiten mejoras en la productividad ni en la empleabilidad de los trabajadores.

Paro en Transantiago: Hemos cursado 1.800 multas

Consultada sobre el paro del troncal 4 del Transantiago, la ministra Matthei señaló que “cuando se licitó este sistema, nunca nadie se preocupó de las condiciones laborales de los trabajadores. Los recorridos licitados no calzan con el artículo 26 del código laboral, el cual señala que los trabajadores del transporte urbano no pueden manejar más de cuatro horas ininterrumpidas. Nadie se preocupó además de la ausencia de baños y entonces estamos en un zapato chino“.

 La autoridad agregó que “junto al Ministerio del Transportes, con los propios trabajadores y con un grupo de parlamentarios, estamos buscando mejorar la actual legislación, y definir, por ejemplo, qué significa trabajar ininterrumpidamente, qué cantidad de horas corresponde, y los descansos. Es complejo que sean cuatro horas sin ninguna flexibilidad, porque ¿qué pasará si el bus está en la mitad de un recorrido cuando se cumplen las cuatro horas que dicta la norma?, ¿se va a dejar a la gente a la mitad de camino?”.

Matthei destacó que “la solución a este problema se debe dar por la vía de los acuerdos entre las empresas y los sindicatos. Esto debe hacerse respetando los derechos de los trabajadores, como sus descansos correspondientes”.