Ministra y subsecretarios saludan a funcionarias y funcionarios en su primer día en la cartera

“Nuestro Gobierno aspira a representar los anhelos de miles y miles que se manifestaron en las calles y que han pedido cambios. Esta no es una agenda personal del Presidente Gabriel Boric, de una ministra o de unos subsecretarios, sino que esta es la agenda de las grandes mayorías que quieren cambios para Chile”.

Con estas palabras y en su primer día de labores, luego que el fin de semana participara en las actividades oficiales de asunción del mandatario, la ministra del Trabajo y Previsión Social, Jeannette Jara, saludó esta mañana a funcionarias y funcionarios de la cartera.

“Esperamos representar, con toda sinceridad, esas voces”, agregó la secretaria de Estado. “Vamos a ir, en el camino, tomando todas las decisiones que debamos a efecto de poder dar cumplimiento a las tareas que se nos han encomendado. Lo vamos a hacer muy de la mano del diálogo social, concepto que en nuestro país, igual que el trabajo decente, no están del todo instalados, y que les pedimos a cada una y a cada uno de ustedes ser replicadores también de estas ideas fuerza, porque en los países en los cuales el tripartismo funciona, el mundo laboral tiene un mejor equilibrio”.

En la ocasión, además, asumieron sus cargos los subsecretarios del Trabajo, Giorgio Boccardo, y de Previsión Social, Christian Larraín.

“Tenemos una agenda laboral muy cargada, con responsabilidades que tienen que dar cuenta de las expectativas que la ciudadanía tiene sobre este gobierno. Confiamos plenamente en el trabajo que van a hacer ustedes como funcionarias y funcionarios del Ministerio”, dijo Boccardo, afirmando también que la intención del Gobierno es “hacer de este Ministerio la casa de las trabajadoras y trabajadores de Chile”.

En tanto, Larraín manifestó que “los necesitamos a todos. Estoy seguro que todas y todos los funcionarios del Ministerio y de la Subsecretaría de Previsión Social van a estar alineados y apoyando, con todas sus energías y esfuerzo, para sentar las bases de un verdadero sistema de seguridad social, que le dé pensiones dignas a nuestros adultos mayores, tanto a los actuales como a los futuros, sobre la base de una institucionalidad pública, que sea el eje del nuevo sistema”.