Ministro Melero y aprobación de Pensión Garantizada Universal: “Es un hito histórico para la seguridad social de Chile”

La Sala de la Cámara de Diputados aprobó por unanimidad y con 138 votos a favor, el proyecto de ley de Pensión Garantizada Universal (PGU), lo que fue destacado por el ministro del Trabajo y Previsión Social, Patricio Melero, tras asistir a la sesión de hoy.

“Cuando una ley es buena, se nota y se vota unánimemente a favor. Y eso es lo que ha ocurrido hoy en el Congreso Nacional para beneficio de 2 millones 145 mil chilenos, y en marzo podremos empezar a pagarles. Y por eso es que es un hito histórico, décadas esperando para mejorar las pensiones de muchos chilenos, intento de distintos gobiernos, de distintos parlamentos; hoy se empieza a hacer una realidad y esperamos que en el Senado siga igual y podamos transformarlo en ley de la República. Por primera vez en la historia de la Seguridad Social de Chile, va a existir una pensión garantizada para todos los mayores de 65 años que estén en el 90% de los menores ingresos del país”, afirmó el ministro Melero.

El secretario de Estado informó que la PGU es un aporte de un monto máximo de $185 mil para todos los adultos mayores de 65 años que no se encuentren en el 10% más rico de la población de 65 años o más, y no varía para aquellas personas que se encuentren entre el 80% y 90% de vulnerabilidad como fue en un inicio, es decir, se entregará para todos los beneficiarios conforme a las mismas reglas.

Para todos aquellos que tengan una pensión base, menor o igual a $630 mil, recibirán el monto máximo de $185 mil. Entre los beneficiarios que tengan una pensión base mayor a $630 mil y menor a $1 millón, el monto irá disminuyendo progresivamente, de manera lineal. Es decir, por cada $10 mil que aumenta la pensión base, el aporte de PGU disminuye en $5 mil, otorgando el beneficio hasta quienes reciban $1 millón. La PGU corresponderá a una transferencia mensual, de cargo fiscal y no contributiva y este monto se entregará a todas las personas que cumplan con los requisitos de accesos indicados precedentemente.

La implementación de la PGU implica el traspaso automático de todas los beneficiarios de la actual Pensión Básica Solidaria y de la gran mayoría de los beneficiarios del Aporte Previsional Solidario, a este nuevo beneficio, el cual será un piso sobre el cual recibirán, además, su pensión autofinanciada. El resto de los beneficiarios del Aporte Previsional Solidario podrá optar entre conservar su actual beneficio o recibir la PGU.

“El 2019 reajustamos todas las pensiones básicas por ley en un 50%. Cuando el Gobierno del Presidente Piñera asumió la Pensión Básica Solidaria era de $104.646 y la Pensión Garantizada Universal llegaría a $185.000, lo que representa un aumento de un 77%. Más de medio millón de jubilados ahora podrá también recibir la ayuda del Estado, que es todo el componente que está por sobre el 60%, que no estaba en el pilar solidario”, explicó el ministro Melero durante la discusión.