Ministro Monckeberg visitó cursos de capacitación del Sence

La iniciativa, impartida por la Fundación Cristo Vive, pertenece al programa de Capacitación en Oficios de este servicio público y busca mejorar la inserción laboral de mujeres y hombres.

El ministro del Trabajo y Previsión Social, Nicolás Monckeberg, junto al director nacional del Sence, Juan Manuel Santa Cruz, visitaron este jueves los cursos de instalación sanitaria y energía solar, pintura automotriz e instalador eléctrico impartidos por la Fundación Cristo Vive, que tienen como objetivo aumentar las posibilidades de inserción laboral de hombres y mujeres vulnerables, entre 16 y 65 años.

La iniciativa pertenece al programa de Capacitación en Oficios del Sence y en la oportunidad las autoridades de gobierno conocieron las experiencias de los beneficiarios y destacaron lo relevante de formar oficios emergentes y la importancia de incorporar a más mujeres en el mundo del trabajo.

“Tenemos que apoyar el cambio que se está produciendo en el mercado laboral, donde cada vez más mujeres están entrando a trabajar y por lo mismo cada vez más los hombres están ayudando en las labores familiares. Queremos un país inclusivo, pero no solo en la palabra, sino que en los hechos, porque no es bueno que un país que establezca que las mujeres deben estar únicamente en la casa y los hombres en el trabajo. Eso pasó y hoy día tenemos que promover una mayor inclusión de las mujeres en el mercado y en distintos oficios. Eso es algo que realmente mejora el país, mejora el empleo, mejora la familia y mejora incluso la sociedad que queremos construir”, señaló el ministro del Trabajo y Previsión Social, Nicolás Monckeberg.

Por otro lado, el director nacional del Sence, Juan Manuel Santa Cruz, dijo que “lo que hemos aprendido de la experiencia de hoy es la articulación entre las necesidades del mundo privado, sector productivo, con las personas que necesitan formarse para un empleo con una institución como Fundación Cristo Vive, que hace de puente, que las acoge, entregando valores para que puedan desempeñarse laboralmente. Eso justamente es lo que queremos que sea el modelo para el proceso de modernización del Sence y será nuestro norte de ahora en adelante”.

Oficios que cambian realidades

Trinidad Chaparro no pudo terminar el colegio, ya que fue madre muy joven y hoy, a sus 23 años, se siente tremendamente orgullosa de ser una de las alumnas del curso de pintura automotriz y de estar aprendiendo sobre el área. “Necesitaba darme un mejor futuro para mí y mi hija. El curso me ha permitido desarrollarme, crecer en lo personal y laboral. Con mis compañeros somos un equipo y… las mujeres no tenemos daltonismo y podemos diferenciar mejor los colores. Somos el control de calidad en la pintura”.

Mientras que Sebastián Pardo, ex alumno y actual instructor del curso de capacitación en electricidad, dijo que “participé en esta iniciativa el año 2004 y me abrió las puertas para poder desempañarme en el área, trabajando de forma independiente y posteriormente instalando mi propia empresa. La experiencia ha sido muy gratificante en todos los ámbitos.”