Ministro Monckeberg y Subsecretaria Zaldívar confían en pronto despacho de reforma de pensiones

-Las autoridades explicaron los principales alcances y beneficios del proyecto de ley a adultos mayores de San Miguel: “Es urgente mejorar las pensiones en Chile”, señaló el titular del Trabajo.

El ministro del Trabajo y Previsión Social, Nicolás Monckeberg, manifestó su confianza en que los parlamentarios aprobarán en tiempo y forma el proyecto de ley de Reforma al Sistema de Pensiones y así comenzar a entregar los beneficios a partir del 1 de enero de 2020 como lo planteó el Presidente de la República, Sebastián Piñera.

La autoridad, junto a la Subsecretaria de Previsión Social, María José Zaldívar, y el alcalde de San Miguel, Luis Sanhueza, se reunió con adultos mayores de la comuna donde expuso los principales alcances y beneficios de la Reforma, que fue aprobada este miércoles (ayer) por la Comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados y que próximamente será vista por la Sala de la Cámara Baja.

El secretario de Estado, junto con destacar los consensos alcanzados, señaló que espera que la iniciativa sea despachada rápidamente por la Cámara Baja la semana próxima y comience pronto su segundo trámite legislativo en el Senado, ya que aquí lo único urgente es que las pensiones de los adultos mayores en Chile, sobre todo a los sectores más vulnerables, se incrementen en el corto plazo.

“Esta ley necesita ser aprobada este año porque queremos celebrar la llegada del año nuevo con pensiones incrementadas a nuestros adultos mayores. Si somos capaces como Congreso de comprometernos con nuestros adultos mayores y como Gobierno aprobar esta reforma a las pensiones en los próximos 60 días, el 1 de enero del próximo año vamos a ver incrementadas las pensiones de 1,5 millones de chilenos”, señaló Monckeberg.

En ese sentido, precisó que de aprobarse antes de noviembre la propuesta presentada por el Ejecutivo se mejorará en forma inmediata las pensiones 1,5 millones de chilenos beneficiarios del pilar solidario en su primer año —entre ellos a 135 mil personas que están en calidad de postrados— y se elevará la Pensión Básica Solidaria que hoy tiene casi 600 mil beneficiarios, y a otro millón de beneficiarios del Aporte Previsional Solidario (APS). Además, creará un segundo pilar solidario para la clase media que también beneficiará a cientos de miles de chilenos.

Por su parte la Subsecretaria Zaldívar recalcó que el objetivo de la reforma es mejorar las pensiones. En esa línea y en respuesta a las declaraciones de parlamentarios de oposición que piden la presentación de propuestas que permitan el retiro de fondos en casos particulares, la subsecretaria enfatizó que “permitir el retiro de parte de los fondos, lo único que hace es empeorar la pensión de ese futuro pensionado”.

“En eso hay que ser concreto, la única forma de mejorar la pensión es tener más ahorro o que el aporte del estado sea mayor (…) Si doy la posibilidad de retirar parte de los fondos por muy justificada que sean las razones, una enfermedad grave, perjudícanos la futura pensión”, añadió.

En ese contexto, la autoridad indicó que se deben “buscar otros mecanismos para dar solución a esos problemas”.

El proyecto de ley de Reforma a las Pensiones es una propuesta integral con foco en la clase media, las mujeres, y que contiene cerca de 50 propuestas. Se puede dividir en cinco grandes temas, cuatro de los cuales apuntan a mejorar las pensiones: más aporte fiscal al Pilar solidario, más apoyo en la longevidad y la dependencia, la creación del Aporte Previsional Clase Media y la creación del Consejo Administrador de Seguros Sociales.