Ministro Nicolás Monckeberg: “Terminaremos con las discriminaciones injustas contra empresas contratistas en materia de capacitación“

 

  • El Ministro del Trabajo agregó que “vamos a dar un impulso especial al Programa ConstruYO Chile, para que nuestro objetivo sea siempre que no tengamos ninguna víctima fatal en la construcción.

 

En el marco de la conmemoración del día de San José Obrero, fecha en que se celebra en nuestro país a los trabajadores de la construcción, el Ministro del Trabajo, Nicolás Monckeberg junto al subsecretario Fernando Arab se reunió con maestro del rubro donde  realizó importantes anuncios para el sector.

 

Dentro de los anuncios señaló que “Modificaremos el decreto del Sence para aumentar el tope permitido para capacitar a trabajadores de empresas contratistas, terminando con la discriminación injustificada que hoy existe contra ellos. En concreto, esto implica subir el tope máximo para capacitar a trabajadores de empresas sub-contristas de 15 UTM ($705.000)  a 25 UTM ($ 1.200.000)

 

– La construcción es el tercer sector con mayor cantidad de víctimas fatales producto de los accidentes laborales. La tasa de mortalidad al 2017 fue de un 4,6% por cada 100 mil accidentes, superior en 6 décimas al promedio nacional, lo cual llama a tomar medidas en materia de prevención de accidentes del trabajo. Nuestro objetivo siempre debe ser llegar a cero. Es por eso que doblaremos los recursos del programa Construye Chile, para que no tengamos ninguna víctima fatal por accidentes del trabajo en la construcción.

 

– Ampliaremos la obligatoriedad que hoy tienen las empresas principales de desarrollar programas de gestión de riesgos de accidentes, de empresas contratistas con más de 50 trabajadores, a todas sus contratistas, independiente del número de trabajadores.

 

“Como gobierno, estamos decididos a seguir desarrollando el programa ConstruYO Chile, que a tantos trabajadores de la construcción ha beneficiado.”

 

“Los accidentes no son número ni tasas, son personas con nombre y apellido, con familias y sueños, y ninguna meta es tolerable, salvo el que todos vuelvan a casa sanos y seguros”.

 

“Vamos a volver a darle impulso a la agenda de la Seguridad y Salud en el trabajo. Necesitamos que los estándares de las empresas principales sean los mismos que gocen los trabajadores de las contratistas y subcontratistas, porque en Chile no pueden haber trabajadores de primera y de segunda”.

 

 

En nuestro país, según el INE, existen alrededor de 700.000 personas que desempeñan este oficio, ya sea de manera asalariada, o por cuenta propia.