Imagen del Ministeirio del del trabajo y previsión social

Menú Principal
31 de Julio de 2020

Para recuperar los puestos de trabajo perdidos en la actual crisis sanitaria: Presidente Piñera anuncia masivo programa de subsidios al empleo que podría beneficiar a cerca de un millón de trabajadores

-El plan tendrá un costo cercano a los US$ 2.000 millones y se sumará a un robusto y millonario programa de inversiones públicas, sostuvo el Jefe de Estado en la Cuenta Pública 2020.

-El Mandatario convocó, además, a todos los sectores políticos del país a alcanzar un gran acuerdo en materia previsional, precisando que el compromiso del Gobierno es avanzar en un sistema mixto que asegure jubilaciones dignas para todos los chilenos.

El Presidente de la República, Sebastián Piñera, anunció un robusto Plan de Recuperación para levantar al país y para poder superar los efectos de la pandemia del Covid-19 que, solo en materia laboral, ha significado la pérdida de casi dos millones de puestos de trabajo. Durante la Cuenta Pública 2020, además, hizo un llamado a todas las fuerzas políticas a alcanzar un gran acuerdo nacional en materia previsional.

Durante su intervención en la sede del Congreso Nacional en Valparaíso, el Mandatario informó del masivo programa de subsidios al empleo, el que podría beneficiar a cerca de un millón de trabajadores, y que tendrá un costo cercano a los US$ 2.000 millones.

“Detrás de cada empleo perdido hay una persona, hay un rostro y hay una familia afectada. El trabajo es mucho más que la forma en que la mayoría de los chilenos nos ganamos la vida y aportamos a nuestras familias. Es también un factor de dignidad e integración a la sociedad. La recuperación de estos empleos perdidos o suspendidos es un objetivo central del Plan de Recuperación y debe ser una gran causa de unidad y motivación de todos los chilenos”, señaló el Presidente de la República.

Agregó que este programa de generación de empleo será acompañado de otro de inversión pública en infraestructura física, social y digital, con prioridad en áreas como vivienda, carreteras, caminos, puertos, aeropuertos, agua potable, riego y embalses, así como en hospitales, colegios, transporte público, parques, centros deportivos, tanto en Santiago como en regiones.

La inversión pública en el período 2020-2022 alcanzará US$ 34.000 millones, de los cuales US$ 4.500 corresponden a inversión adicional, con una capacidad de generar 250 mil nuevos empleos, con obras que se desarrollarán en todas las regiones del país, explicó.

El Plan de Recuperación para superar los efectos económicos de la pandemia también contempla un fuerte apoyo a las pequeñas y medianas industrias, incentivos tributarios a la inversión privada que incluye la agilización de 130 proyectos de inversión privada por más de US$ 21.000 millones y con la capacidad de crear 120 mil empleos, así como el fortalecimiento del programa de concesiones del MOP, entre muchas otras iniciativas.

En otra área, el Presidente también abordó la urgente necesidad de reformar el sistema de pensiones del país y avanzar hacia un Sistema basado en un pilar contributivo, financiado con aportes y ahorros de los trabajadores, ahorros que les pertenecen a los trabajadores, y otro pilar solidario, financiado por el Estado y las personas.

“Para mejorar las pensiones de los chilenos debemos aumentar con urgencia la base de los cotizantes y reducir las lagunas previsionales. La crisis que vivimos ha desnudado las consecuencias del trabajo informal y las irregularidades de las cotizaciones. Por ello, debemos generar un compromiso por formalizar nuestra fuerza laboral, como un factor esencial para tener pensiones dignas para todos los chilenos”, sostuvo.

Recordó que ya se han logrado grandes avances en esta materia, como la Reforma al Pilar Solidario realizada en diciembre pasado, que implicó el aumento en hasta un 50% de las pensiones Básicas Solidarias y los Aportes Previsionales Solidarios beneficiando a más de 1,6 millones de personas.

“Pero aún nos queda camino por recorrer y debemos cumplir dos grandes tareas: La primera, mejorar las Pensiones de más de 800 mil jubilados, especialmente de clase media, mujeres y adultos mayores no valentes, y de todos los futuros pensionados de nuestro país. La segunda, hacer una reforma estructural al Sistema de AFP, introduciendo más competencia, más eficiencia, transparencia, menores cobros y mayor participación de los pensionados en la administración de sus propios ahorros previsionales”, concluyó.