Presidente Piñera y ministra Matthei anuncian contrato especial que beneficiará a más de 180.000 estudiantes-trabajadores

Presidente Piñera y ministra Matthei anuncian contrato especial que beneficiará a más de 180.000 estudiantes-trabajadores

El Presidente de la República, Sebastián Piñera, y la ministra del Trabajo y Previsión Social, Evelyn Matthei, junto al titular de Desarrollo Social, Bruno Baranda, anunciaron hoy el envío al Congreso del proyecto de ley que crea el Estatuto Laboral para jóvenes que se encuentren cursando la Educación Superior, en una ceremonia celebrada en la tienda Homecenter Sodimac, en Peñalolén, la que emplea alrededor del 15% de su personal en esa condición.

El objetivo principal de la iniciativa es permitir a los jóvenes que laboran no perder acceso a becas o créditos para poder estudiar. La medida beneficiará a más de 180.000 personas, según informó la titular del Trabajo.

“Un joven que está estudiando y que, al mismo tiempo, trabaja, queremos premiarlo, queremos ayudarlo. No queremos que pierdan ningún beneficio y que puedan adaptar bien sus horarios. Estamos súper contentos y ojalá que este proyecto se apruebe en forma rápida porque creemos que puede beneficiar hoy día a 180.000 mil jóvenes que estudian y trabajan, pero hay 1.000.000 que estudian y en el futuro podrían trabajar con este tipo de contrato”, señaló Matthei.

Contrato especial estudiantes-trabajadores from Previsión Social Chile on Vimeo.

Según la Encuesta de Caracterización Socioeconómica Nacional (CASEN) 2011, del total de jóvenes entre 18 y 24 años, un 8% declara estudiar y trabajar, es decir 180.427 personas; y un 2,4% (54.512) estudia y busca empleo.

La autoridad agregó que esta iniciativa “la veníamos trabajando hace tiempo con el Presidente, porque nos habíamos dado cuenta que muchos jóvenes cuando trabajan lo hacen un poco ‘a la negra’, es decir sin contrato, muchas veces por propina. Pero lo hacían por necesidad, ya que tener un contrato significaba perder el crédito universitario o la beca”.

De aprobarse el proyecto, informó la secretaria de Estado, “lo que ganan no se les tomará en cuenta para obtener beneficios, como créditos universitarios o becas. Podrán atenderse en salud con el plan de los padres, porque son carga, y no tendrán que cotizar en ese ítem; pueden adaptar el horario de trabajo de acuerdo a sus necesidades de estudio. Por ejemplo, si quieren trabajar cuatro domingos al mes, lo pueden hacer, o dos horas en la mañana un día o tres horas al día siguiente. Ellos se ponen de acuerdo con el empleador para que el horario de trabajo se acomode al estudio.

PROYECTO DEL TRABAJADOR ESTUDIANTE

A- Ámbito de aplicación del contrato especial: Podrán celebrar el contrato alternativo en referencia los trabajadores estudiantes, entendiéndose por tales a quienes tengan entre 18 y 24 años de edad y se encuentren cursando estudios regulares en alguna institución de educación superior reconocida por el Estado.

B- Supletoriedad de las normas generales del Código del Trabajo: Aquellas materias que no se encuentren reguladas en el contrato alternativo, se regularán por las normas generales del Código del Trabajo, en la medida que estas no sean incompatibles.

C- Obligación de acreditar la calidad de estudiante de educación superior: El trabajador estudiante deberá acreditar su calidad de tal. El sujeto estará obligado a acreditar al empleador cada seis meses, su calidad de alumno regular con un certificado que deberá ser anexado a sus contratos y el cual podrá ser requerido por un fiscalizador de la DT.

D- Modalidades de Contratación: Contratos a plazo fijo, por obra o faena o de manera indefinida. Pero siempre terminará si el estudiante no acredita su calidad de tal, cumple 25 años y/o las demás causales establecidas en los artículos 159, 160 y 161 del Código del Trabajo.

CARACTERÍSTICAS DEL NUEVO CONTRATO

Una de las principales características de este contrato alterativo, es la diferencia que presenta respecto a la jornada ordinaria de trabajo.

En primer término, se propondrá una jornada reducida que no excederá las 30 horas semanales, no pudiendo pactarse horas extraordinarias ni distribuirse en más de seis días seguidos. Esto con el objetivo de que siga atendiendo sus responsabilidades académicas

El trabajador tendrá asegurado un mínimo de 10 horas de descanso ininterrumpido en el día. Además de cada cinco horas de trabajo continuo, tendrá a lo menos derecho a media hora de descanso y colación. Tiempo que no será imputable a la jornada.

Durante los periodos de vacaciones podrá extenderse hasta un máximo de 45 horas semanales. “Es decir las mismas normas laborales que el resto de los trabajadores del país, pero siguen siendo cargas y no pierden beneficios”, aclaró Matthei.

Se pueden pactar distintos turnos (distribuciones de jornada semanal), de manera que se pueda acomodar a la carga académica semanal

Si los trabajadores estudiantes son causantes de asignación familiar o han sido aceptados por una institución de salud; el empleador estará exceptuado  de la obligación de declarar y pagar cotizaciones.

Quienes no coticen, podrán presentar a su empleador, cuando corresponda, la licencia o certificado que acredite su incapacidad temporal, con el objeto de justificar su inasistencia.

Por otro lado, los emperadores estarán obligados a declarar y pagar cotizaciones para pensiones y para el seguro social contra riesgos de accidentes.

Este contrato será incompatible con subsidios de empleo joven, empleo de la mujer y cualquier otro subsidio que pretende fomentar la generación de empleo (No así con las becas de educación superior).

No existirá seguro de cesantía.