Programa de fiscalización electrónica aclaró deudas previsionales por 1.800 millones de pesos

Plan piloto aplicado desde fines del año pasado por la Dirección del Trabajo detectó a 4.331 empresas con deudas, de las cuales el 77% regularizó total o parcialmente su situación, favoreciendo a 18.717 trabajadores. La ministra del Trabajo, Javiera Blanco señaló que más que se paguen las multas “queremos que el empleador pague la deuda previsional de sus trabajadores”.

Positivos resultados tuvo la fiscalización electrónica realizada por la Dirección del Trabajo (DT) para contrarrestar las deudas previsionales en el país, logrando aclarar débitos por $1.810.113.818.

El programa piloto validó la opción informática para fiscalizar el pago de las cotizaciones previsionales de los trabajadores, por lo que será repetido en el curso de este año.

Se estima que en el país hay 350 mil empresas con deuda presunta, afectando a un millón de trabajadores.

La Ministra del Trabajo y Previsión Social, Javiera Blanco señaló que “tenemos un desafío de generar mayor conciencia porque las cotizaciones previsionales son dineros de los trabajadores. No pagarlas significa una apropiación indebida y gatillan en multas por parte de la Dirección del Trabajo. Nosotros queremos que, más que se paguen las multas, el empleador pague la deuda previsional de sus trabajadores”.

Por ello la DT diseñó una estrategia de control para ampliar la cobertura fiscalizadora, modificar la conducta de las empresas infractoras y supervigilar el pago de cotizaciones previsionales de los trabajadores.

El término de deuda presunta alude a que una empresa o empleador que no ha pagado las cotizaciones de sus trabajadores, tiene la opción de aclarar su situación como posible deudor. Una empresa puede encontrarse como presunto deudor porque efectivamente no ha enterado las obligaciones previsionales de sus trabajadores, pero puede darse el caso de no haber comunicado oportunamente el término de la relación laboral con el o los trabajador supuestamente afectados. De este modo, la aclaración lograda finalmente por la DT incluyó a cualquiera de estas posibilidades.

En esta primera experiencia se eligió aleatoriamente un universo de 8.835 empresas, de las cuales 4.331 (49%) presentaban deuda presunta por $2.600.000.000, perjudicando a 21.617 trabajadores.

Tras una primera advertencia electrónica de su presunta morosidad, 1.411 empresas regularizaron su situación, es decir, el 33% del total notificado. Al resto, 2.920 empresas, se les multó por un total de $1.533.229.840.

Concluida la fase de aplicación de sanciones, el universo de empresas que aclaró su situación subió a 1.936 (45%) que lo hicieron totalmente y 1.372 (32%) que lo hicieron parcialmente. Así, un total de 3.308 (77%) respondió positivamente a la fiscalización de la DT. Solamente 1.023 (23%) de ellas no modificó su conducta.

Con ello, 18.717 trabajadores vieron aclarada su situación previsional. El 56,3% de modo total y el 43,7% parcialmente. Únicamente 2.900 trabajadores continúan sin sus cotizaciones previsionales aclaradas.

“Desde el punto de vista de la caracterización, las que registran mayores deudas son las pequeñas y medianas empresas. Estamos hablando trabajadores que en promedio reciben remuneraciones más precarias de aproximadamente $350 mil pesos brutos y por lo tanto la afectación es mayor”, sostuvo la secretaria de Estado.

Las denuncias de deudas previsionales se pueden realizar, con el Rut del empleador, en la página web de la Dirección del trabajo (www.dt.gob.cl) o a través de Superintendencia de Pensiones (www.spensiones.cl). Además se puede informar sobre la morosidad a la Administradora de Fondos de Pensiones para que inicie la cobranza prejudicial al empleador.