Subsecretario Baranda prevé negativo efecto sobre comercio y turismo

Como una medida inédita calificó el subsecretario del Trabajo, Bruno Baranda, el proyecto de ley aprobado por el Congreso de otorgar tres días feriados irrenunciables para el comercio, medida que, a su juicio, afectará al pequeño comercio y al turismo durante estas Fiestas Patrias.

Según expresó el subsecretario del Trabajo la propuesta del ejecutivo era “muy sensata” apuntando a “un justo equilibrio”, entre la opción de que los trabajadores que tuvieran que realizar actividades el 17 o el 20 tuvieran una compensación económica a sus remuneraciones por trabajar durante estas celebraciones del Bicentenario.

Bruno Baranda lamentó que el senado no acogiera la indicación presentada por el gobierno, que otorgaba los días 18 y 19 como feriados irrenunciables para el comercio, y los días 17 y 20 pagados con una remuneración aumentada en un 50%, para que quienes quisieran trabajar decidieran si quería o no hacerlo. Una propuesta que asegura compatibilizaba el derecho a las familias a descansar y celebrar, con otras necesidades propias de las fiestas patrias.

“Creemos que la aprobación del senado genera varios problemas ya que quienes visiten zonas de turismo, al llegar a su lugar de destino, podrán encontrarse con los locales comerciales cerrados o con muchas aglomeraciones en aquellos que serán atendidos por sus dueños”, señaló el subsecretario.

La autoridad recordó que esta decisión obligará al cierre total del comercio, incluyendo supermercados, panaderías, carnicerías, botillerías, que no sean atendidos por su dueño, entre el viernes 17 de septiembre a las 21:00 horas y el martes 21 de septiembre a las 06:00 horas. “Esto sin duda es negativo sobre todo con el comercio de la zona afectada por el terremoto que está en pleno proceso de recuperación de su actividad y que ahora deberá cerrar sus puertas en fechas de altas ventas”, dijo la autoridad.