Comisión de Trabajo de la Cámara aprueba en particular proyecto que crea el Nuevo Ahorro Colectivo

La Comisión de Trabajo y Seguridad Social de la Cámara de Diputados aprobó en particular el proyecto de ley que crea el Nuevo Ahorro Colectivo, con lo que pasará ahora a discusión en la Comisión de Hacienda de la misma Cámara. La iniciativa es una de las tres que el Gobierno ingresó al Congreso para reformar el sistema previsional y mejorar las pensiones actuales y futuras.

La Ministra del Trabajo y Previsión Social, Alejandra Krauss, valoró el avance del proyecto, que tiene suma urgencia de tramitación. “Quiero agradecer a los parlamentarios que componen esta comisión, quienes han aprobado el proyecto que crea el Nuevo Ahorro Colectivo. Si bien resta que  la comisión de Hacienda se pronuncie al respecto, hoy avanzamos significativamente en nuestro compromiso de mejores pensiones para nuestros trabajadores y actuales pensionados”, dijo la secretaria de Estado.

La Subsecretaria de Previsión Social, Jeannette Jara, también destacó el avance del proyecto y señaló que la propuesta hecha por el Gobierno cambia “sustancialmente el sistema actual, que hoy está basado en criterios eminentemente individuales, y lo modifica hacia uno mixto en el que, por una parte, convivirán el ahorro personal con el esfuerzo social y, por otra, coexistirán la participación pública y la privada”. Finalizó señalando que “en el mundo las pensiones son temas de seguridad social; no son aspectos que se aborden sólo desde la individualidad”.

El proyecto que crea el Nuevo Ahorro Colectivo es una de las tres iniciativas que integran la reforma previsional propuesta por el Ejecutivo. Este componente –que se alimentará de una nueva cotización, de 5% de la renta imponible y que será con cargo al empleador–, operará en el Pilar Contributivo actual, en paralelo y complementariamente al sistema de capitalización individual (cotización de 10% en AFP).

La nueva cotización de 5% y con cargo al empleador se distribuirá en cuentas personales de cada trabajador (3%), fortaleciendo el ahorro, y en mecanismos solidarios (2%).

Esos criterios solidarios serán, primero, la solidaridad de género, que a través de un bono compensatorio contribuirá a cerrar las brechas previsionales que hoy existen entre mujeres y hombres. En segundo lugar, está la solidaridad intrageneracional, que consistirá en una transferencia entre las personas de una misma generación, desde los que más ganan a los que menos ganan. La tercera vía es la solidaridad intergeneracional, que opera como transferencia desde la población laboral activa a los ya jubilados.

Los otros proyectos

La reforma previsional está compuesta, además, por otros dos proyectos que se tramitan en forma paralela. Uno de ellos crea el Consejo Autónomo de Ahorro Colectivo, una nueva entidad pública que tendrá el mandato de administrar, de manera eficaz, eficiente y con excelencia técnica, el ya referido Nuevo Ahorro Colectivo.

La última iniciativa modifica y perfecciona el marco regulatorio de funcionamiento de las AFP, con el fin de introducir más competencia, potenciar la participación de los afiliados en el sistema, fortalecer la transparencia y alinear incentivos.