Ministra Rincón: “La seguridad y la salud laboral conquistarán un lugar privilegiado en el bienestar futuro de los trabajadores”.

En la apertura del Congreso Internacional Mutual Summit 2016     

La Ministra del Trabajo y Previsión Social, Ximena Rincón, destacó los alcances de la Política Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo que impulsa el gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet.

En el marco de su intervención en la apertura del Congreso Internacional Mutual Summit 2016: “Tendencias y Buenas Prácticas en Seguridad y Salud en el Trabajo”, la secretaria de Estado sostuvo que “la seguridad y la salud laboral conquistarán un lugar privilegiado en el bienestar futuro de los trabajadores y trabajadoras de nuestro país”.

Indicó que “el gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet se ha comprometido progresar hacia una cultura del trabajo que prevenga, controle y reduzca los riesgos laborales”.

Esto, dijo a través de la “ejecución de una Política Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo que incorpore activamente a los actores sociales y modernice la institucionalidad laboral” y permita una mejora de las condiciones y de los ambientes laborales.

Explicó que la Política está a punto de ser aprobada por la Presidenta de la República. “Son buenas noticias para todos nosotros, porque el país contará con un compromiso tripartito de promoción y protección de la vida y salud de los trabajadores y trabajadoras, con principios, objetivos, entidades responsables, ámbitos de acción e indicadores claros en la materia”.

La titular del Trabajo indicó que la “Política tendrá incidencia en la prevención de los riesgos asociados a los factores psicosociales del trabajo, incluyendo el enfoque preventivo y de género, la integración de los procedimientos, la incorporación de una cultura preventiva y el desarrollo de la investigación y la innovación tecnológica”.

Agregó que “la iniciativa busca atacar en forma efectiva los riesgos presentes en los lugares de trabajo, especialmente aquellos que generan mayores daños a la salud, confiriéndoles a las entidades fiscalizadoras los recursos y las competencias necesarias para cumplir eficientemente su tarea”.