Ministra Alejandra Krauss: “El gobierno de la Presidenta realizó grandes avances hacia buenas relaciones de trabajo, calidad en el empleo e inclusión”

“En el período 2014 – 2018, se han aprobado 39 leyes, de ellas, 25 corresponden a materia de relaciones laborales y 14 a remuneraciones y seguridad social, las que son prueba de la notable labor y compromiso de este Gobierno”, expresó la secretaria de Estado.

 La ministra del Trabajo y Previsión Social, Alejandra Krauss, junto a los subsecretarios del Trabajo, Francisco Díaz, y de Previsión Social, Jeannette Jara, participaron en el Seminario “Reformas Legislativas y Actores Sociales: diálogo sobre los desafíos del mundo sindical”, en la Universidad Alberto Hurtado, donde se dio cuenta de los avances legislativos durante el Gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet.

La secretaria de Estado, durante su intervención, destacó que en materia laboral el gobierno ha realizado grandes avances tendientes a buenas relaciones de trabajo, calidad en el empleo e inclusión.

“Dentro de los avances legislativos, quiero destacar la ley 20.773 que beneficia a los trabajadores portuarios, las Leyes 20.760 sobre multi-rut; 20.786 sobre trabajadoras de casa particular; 20.823 y 20.828 sobre jornada laboral y descanso de trabajadores del comercio; 20.918 que adapta normas laborales al rubro del turismo; 20.940 que moderniza el sistema de relaciones laborales y la Ley 21.015 que incentiva la inclusión de personas con discapacidad”, dijo Krauss.

Sobre la ley 21.015, la ministra señaló que “una sociedad que deja a personas fuera, que discrimina, no lleva a ningún lado, no avanza, más bien se deteriora. A partir del 1 de abril existirán en el mercado laboral aproximadamente, y sólo considerando a las empresas de gran tamaño (200 o más trabajadores), 29.209 cupos de empleo, es decir, 29.209 espacios para que personas con discapacidad se desempeñen en diversas áreas productivas, se desarrollen e incorporen activamente en el desarrollo del país”.

Para finalizar los avances en materia laboral, Krauss profundizó en una norma de gran impacto en la cultura de derechos: la Ley 20.940 que Moderniza el Sistema de Relaciones Laborales, un avance en derechos colectivos, fomento de la actividad laboral y garantía de buenas negociaciones.

“Durante la tramitación parlamentaria cierto sector del mundo político decía que esta regulación, debido a sus alcances dañaría la inversión, afectaría el desarrollo económico del país, disminuiría la tasa de empleo y generaría judicialización y un abuso por parte de los trabajadores a los empleadores. A la fecha nada de eso ha ocurrido”.

Es esa línea, la titular de Trabajo señaló que “las negociaciones colectivas no aumentaron considerablemente, así en 2015 se registran 1.784 procesos de negociación, en 2016 un total de 1.901 y en 2017 sólo 1.743. Si bien consideramos que la negociación colectiva es el motor adecuado para mejorar condiciones laborales, y por ello su aumento no significa para nosotros algo negativo, se debe verificar que el “temor” de aquello no sucedió”.

“Respecto a las huelgas, estas disminuyeron: en 2015 se aprobaron 715 con solo un 22.4% efectivamente realizadas, en 2016 un total de 703 huelgas con un 24.6% de efectivas y en el pasado año sólo 630, de las cuales fueron efectivas un 16.8%. En conclusión, una mejor negociación colectiva no promueve las huelgas, sino, fomenta el dialogo trabajador-empleador”, resaltó.

Sobre servicios mínimos, la ministra explicó que “se han calificado un total de 491, un 41,8% por acuerdo directo de las partes y un 58,2% por calificación de la Dirección del Trabajo”.

La titular del Trabajo también expuso sobre los avances normativos en materia de seguridad social y que aseguran condiciones de trabajo saludables y seguras como la Ley 21.102 que garantiza la seguridad de los trabajadores en situaciones de riesgo y emergencia, la Ley 20.984 sobre calificación de trabajo pesado y sus efectos y la Ley 20.949 que modifica el Código del Trabajo para reducir el peso de las cargas de manipulación manual.

“Vemos como estas tres normas apuntan a un concepto nuevo en materia de seguridad y salud: La prevención. Como Gobierno consideramos que el trato de esta área durante muchos años se centró en reparar, más nunca en consagrar obligaciones a los empleadores, y menos que estas amplíen el estándar a lo preventivo”, manifestó Krauss.

Otro gran avance es la Ley 21.054, que elimina la distinción entre obreros y empleados y la Ley 21.063 y 21.010 que crean el seguro de acompañamiento de Niños y Niñas (SANNA), beneficio solidario y universal que cubre a más de 3 millones y medio de trabajadores y trabajadoras con al menos un hijo o hija mayor de un año y menor de dieciocho o quince años de edad, dependiendo de la contingencia.

“Así, miles de familias tendrán un apoyo institucional para disminuir el impacto económico y familiar que genera tan traumática experiencia como es tener un hijo en alguna de estas condiciones. Finalmente hago presente que como país, somos el único que cuenta con este Seguro”, puntualizó Alejandra Krauss.

Culminando el balance, la secretaria de Estado manifestó que en este gobierno,  el ministerio ha llevado una robusta agenda legislativa, como ninguna otra administración ha realizado en casi diez años.

“Si algunos consideran que el ministerio del Trabajo y Previsión Social es actualmente una cartera sobre ideologizada, bendita esta ideología que mejora la calidad de vida de las personas, que consagra derechos básicos en materia sindical, que se pone como reto prevenir y asegurar estándares amplios de seguridad y salud en el trabajo, que se atreve a poner en el debate el actual sistema de pensiones, que responde a las necesidades de la vida familiar y laboral. Que bella ideología, no la abandonemos nunca”, finalizó la ministra Krauss.