Ministra del Trabajo, Javiera Blanco, afirmó que “nuestra agenda laboral busca contribuir a que Chile se transforme en un país menos desigual”

“Las agendas se construyen dialogando y escuchando a todos los actores”, afirmó esta mañana la ministra del Trabajo y Previsión Social, Javiera Blanco, tras participar en seminario sobre reformas laborales en Asexma encabezado por el empresario Roberto Fantuzzi.

La secretaria de Estado recordó que el Ministerio del Trabajo “tiene las puertas abiertas para recibir a todos los actores. Nos hemos reunido con la CUT, con las otras centrales, con la CAT, la UNT, con empresarios, con distintos líderes”. En ese sentido agregó que las definiciones finales sobre el proyecto de ley, las tomará la Presidenta Michelle Bachelet.

La ministra Blanco destacó que “esta agenda laboral fortalecerá los derechos colectivos porque queremos emparejar la cancha para generar relaciones más simétricas, ya que mientras más simétricas las relaciones, habrá más diálogo y más paz social”.

Añadió que “hoy la gran cantidad de los conflictos que se dan en materia laboral tienen que ver con las asimetrías en las relaciones. Por lo tanto, si queremos generar menos conflictividad, eso tiene un solo correlato, que es más productividad”.

Sobre si la actual situación económica podría retrasar su envío al Congreso Nacional, la ministra Blanco dijo que “siempre hemos dicho que este es un compromiso presentarlo este año. Y no solo nosotros, todos los expertos han señalado que los ciclos económicos no tienen relación con la presentación de proyectos de cambio en materia laboral. Eso lo han dicho especialistas de la propia OCDE”.

En su exposición en el seminario de Asexma la ministra planteó que “al interior de las empresas debe orientarse al desarrollo de una cultura de confianza, de colaboración, de respeto de derechos y ejercicio de deberes, con reciprocidad, y bajo una lógica en que ambas partes ganen. Ese es, justamente, el foco de nuestra agenda laboral en materia de derechos colectivos del trabajo”.

Agregó que “nuestra agenda laboral tiene un carácter integral, sistémico, y busca contribuir a que Chile se transforme en un país menos desigual, conciliando esto con el fomento del empleo de calidad y con los valores de la productividad, el diálogo social y la formación permanente de nuestros trabajadores y trabajadoras”.

La titular del Trabajo sostuvo también que “tenemos la profunda convicción que ese es el camino para lograr un desarrollo inclusivo. Como ha señalado la Presidenta, necesitamos “crecer para incluir, e incluir para crecer”, de manera tal que cada chileno y chilena pueda desarrollar su potencial y nuestra economía no pierda ningún talento”.