Ministra del Trabajo, Javiera Blanco, llamó a expertos internacionales de Comisión Pensiones a pensar en un sistema que asegure una vida digna en la vejez y en la invalidez

La Secretaria de Estado indicó que “el sistema mantiene desafíos pendientes en materia de cobertura, competencia y, especialmente, en calidad de las pensiones”.

La Ministra del Trabajo y Previsión Social, Javiera Blanco, junto con saludar y agradecer a los nueve integrantes extranjeros que conforman la Comisión Asesora Presidencial que analiza el sistema de pensiones, los llamó a pensar con libertad e independencia en mejoras al sistema “que asegure una vida digna en la vejez y en la invalidez”.

La Ministra asistió al inició de la segunda jornada en que se reúnen los expertos internacionales del grupo que preside David Bravo, oportunidad en que destacó que su trabajo “constituye un paso clave para lograr uno de nuestros objetivos estratégicos en materia de protección social, esto es: asegurar pensiones dignas para todos los chilenos y chilenas”.

Recordó que cuando se privatizó el sistema de pensiones en Chile, se prometió que el nuevo sistema aseguraría una protección efectiva a toda la población en edad de jubilar “con tasas de reemplazo que bordearían el 70%. Los hechos han mostrado con toda claridad que esa promesa no se cumplió. La OCDE ha calculado la tasa de reemplazo promedio para Chile en torno a un 40%, que expresa además una fuerte inequidad de género, ya que para los hombres es de 45.5% y para las mujeres de apenas 36.6%. Esas cifras, ciertamente, nos hablan de altos grados de vulnerabilidad en la vejez, realidad que aspiramos a modificar de manera sustantiva”.

Sin embargo, destacó que en 2008, durante el primer gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet, se realizó una importante Reforma Previsional, que incorporó cambios muy positivos, particularmente en lo referido a la responsabilidad social del Estado en materia de previsión social.

La implementación de la Reforma ha tenido aspectos positivos en materia de protección de los sectores más vulnerables, a través del pilar solidario, “pero el sistema mantiene desafíos pendientes en materia de cobertura, competencia y, especialmente, en calidad de las pensiones. El tiempo es propicio, entonces, para que abordemos una reforma de segunda generación”, indicó.

“Tenemos una industria altamente concentrada, con una gran brecha entre las utilidades del patrimonio propio y el rendimiento de los fondos; y además, con una fuerte crisis de legitimidad a los ojos de una ciudadanía cada vez más empoderada”. – Ministra Javiera Blanco

Por lo mismo, la secretaria de Estado resaltó que “Chile vive un tiempo de cambios y esperanzas, cuyo norte es constituirnos en una sociedad auténticamente desarrollada, que no se mida por el PIB per cápita sino por la mezcla de crecimiento con mayor equidad y cohesión social. Una sociedad que fomente el ejercicio de las responsabilidades personales de sus ciudadanos pero que también les dé acceso a derechos sociales y a una solidaridad institucionalizada, por el simple hecho de formar parte de una comunidad de iguales”.

“Sin duda, el aporte que ustedes nos harán, en dicha perspectiva, es de gran valor para el gobierno y para toda la comunidad. Un sistema de pensiones que asegure una vida digna en la vejez y en la invalidez es un componente clave de un Sistema de Protección Social moderno, justo y sustentable”. – Ministra Javiera Blanco

Descarga el comunicado

Descarga-JPG