Ministra del Trabajo, Javiera Blanco, presentó en el Congreso proyecto que moderniza relaciones laborales

La ministra del Trabajo y Previsión Social, Javiera Blanco, presentó ante la comisión de Trabajo de la Cámara de Diputados el proyecto de ley del Ejecutivo que modernizar las relaciones laborales, ampliando y mejorando la calidad de la negociación colectiva y el fortalecimiento sindical.

En la sesión, se presentó el proyecto junto al ministro de Hacienda, Alberto Arenas; y los subsecretarios del Trabajo, Francisco Javier Díaz, el subsecretario de Previsión Social, Marcos Barraza; y el director nacional de la Dirección del Trabajo, Cristián Melis.

La ministra Blanco explicó que los fundamentos del proyecto son mejorar la calidad del empleo y aumentar la participación laboral de grupos vulnerables (especialmente mujeres y jóvenes); fortalecer y mejorar la institucionalidad laboral, avanzando hacia un cumplimiento efectivo de la ley laboral; y fortalecer Institucionalidad Laboral, avanzando hacia un cumplimiento efectivo de la ley laboral.

Además, dijo que se contempla la modernización institucional y fortalecimiento de la Dirección del Trabajo, un nuevo sistema de formación para el trabajo e intermediación laboral (SENCE y Chile Valora); y modernización del sistema de seguridad y salud laboral modernizar el sistema de relaciones laborales, ampliando y mejorando la calidad de la negociación colectiva y fortaleciendo la participación y calidad de las organizaciones las sindicales.

La secretaria de Estado sostuvo además que el proyecto que moderniza el sistema de relaciones laborales tiene como objetivos generales: promover el desarrollo de relaciones laborales modernas, justas y equilibradas entre las partes, en las que predomine el diálogo y el acuerdo, combinando objetivos de equidad, eficiencia y productividad. Y también se dijo que fortalecer los tres pilares de la libertad sindical: sindicalización, negociación colectiva y derecho a huelga efectiva.

En cuanto a los objetivos específicos se indicó que se contempla ampliar la cobertura y mejorar la calidad de la negociación colectiva en la empresa, fortalecer la participación y calidad de las organizaciones sindicales, respetando los principios de la libertad sindical; favorecer el diálogo y los acuerdos al interior de las empresas; legitimar un sistema institucional que permita procesar el conflicto laboral a través de mecanismos pacíficos de resolución de la controversia; y mejorar los mecanismos de distribución primaria de los frutos del proceso productivo.