Ministra del Trabajo recibió apoyo de representantes de pequeñas y medianas empresas por Agenda Laboral

En la oportunidad, el Subsecretario de la cartera respondió a las críticas expresadas por el presidente de la CPC: “Es un despropósito cuestionar instituciones internacionales”, dijo Francisco Díaz.

Junto a los representantes de las pequeñas y medianas empresas, la Ministra del Trabajo y Previsión Social, Javiera Blanco, y el subsecretario de la cartera, Francisco Javier Díaz, destacó el apoyo que ha tenido el proyecto de ley que moderniza el sistema de relaciones laborales en el país.

En la oportunidad asistieron el director ejecutivo de PROPYME, Rodrigo Bon; el presidente de Unapyme, Héctor Tejada; el director de Conapyme y vicepresidente de Fenabus, Rubén Acuña; y Alejandro Montero, jefe de operaciones de Fenabus.

“Creemos que es importante destacar este trabajo permanente que hemos tenido. Hoy abordamos varias materias importantes para ellos, porque es relevante que queden incorporado en este proyecto”, señaló la ministra Javiera Blanco.

“Desde el mundo de las pymes también se puede contribuir a modernizar y mejorar las relaciones laborales, que tanto bien le hacen al país cuando se dan en un marco no solo de buen fe, sino que también en forma pacífica y de entendimiento”, agregó la autoridad, quien recordó que entre las medidas del proyecto que benefician a las pequeñas y medianas empresas está la figura del “arbitraje forzoso”, que será de costo fiscal para este sector.

SUBSECRETARIO RESPONDE A SANTA CRUZ

Consultado por las críticas vertidas por el presidente de la Confederación de la Producción y del Comercio (CPC), Andrés Santa Cruz, el subsecretario Francisco Díaz aclaró que “parecen que no representan la opinión de los empresarios”.

“Respecto del informe al que hace alusión (Santa Cruz), creemos que es un despropósito cuestionar instituciones internacionales si es que uno tiene una discrepancia puntual con un proyecto de ley. Lo que hacemos en el mensaje del proyecto es simplemente hacer referencia a resoluciones del comité de expertos de la OIT, que son públicas y consignadas en sinnúmeros de informes y resoluciones propias del organismo internacional”, señaló Díaz.

Es por ello que acusó “falta de un poco de comprensión de lectura” al leer el proyecto de ley presentado al Congreso el 29 de diciembre –hoy será visto en la comisión de Trabajo de la Cámara-, puesto que los informes de la OIT “nos señalan que efectivamente nuestro país está al debe en materia de negación colectiva, en libertad sindical, en titularidad y derecho a huelga”.

Por último, Díaz dijo que “nos hemos limitado a documentación fidedigna, pública e internacional. Por lo tanto, es un despropósito arrastrar a organismos de esta envergadura a una crítica política”.