Ministra Krauss participa en firma del proyecto de ley que crea el Seguro para el Acompañamiento de Niños y Niñas

La Presidenta de la República, Michelle Bachelet, en compañía de la ministra del Trabajo y Previsión Social, Alejandra Krauss  y de los titulares de Hacienda y Salud  firmaron el proyecto de ley que crea el Seguro para el Acompañamiento de los Niños y Niñas (SANNA), el que busca regular la cobertura, los requisitos de acceso y las prestaciones de un seguro solidario, que será financiado por el fondo creado en abril 2017 por la Ley 21.010.

 

“Esta es una política pública que viene a fortalecer nuestro sistema de protección social y da dignidad y calidad de vida a las familias que se ven enfrentados a una situación que quisiéramos que nunca ocurriera. El gobierno está haciendo todos los esfuerzos para que esta iniciativa sea una realidad durante este año”, destacó la ministra Krauss.

 

Esta iniciativa será implementada gradualmente, en la misma proporción en que se va extinguiendo la cotización extraordinaria del Fondo de Contingencia de las Mutualidades, hasta alcanzar la cotización de régimen en enero de 2020. Los causantes del beneficio son niños y niñas (hijos e hijas) mayores de 1 año y menores de 15 o 18 años de edad, según el caso, afectados por una condición grave de salud debidamente calificada.

 

“Con la presentación de este proyecto se está dando una muy buena noticia a las familias para que puedan acompañar a un hijo o una hija que se ve enfrentado a una enfermedad grave como lo es en cáncer, los trasplantes, accidentes con riesgo vital  o fases terminales”, añadió la secretaria de Estado.

 

El sistema de financiamiento del seguro permitirá incrementar en forma sostenible la cobertura de las condiciones graves de salud que afectan a los niños y niñas, partiendo por el cáncer, continuando con los trasplantes, los desahucios y finalmente, incorporando los accidentes que impliquen riesgo de muerte o generen una secuela funcional grave de carácter permanente para los niños y niñas.

 

Es decir, esta iniciativa funcionará como una licencia médica, permitiendo que los trabajadores reciban una prestación económica que reemplaza total o parcialmente su remuneración por un tiempo determinado.

En Chile, de acuerdo a las estadísticas, son 3 millones los padres y madres que trabajan y que tienen al menos un hijo menor de 18 años; y se estima que existen 4 mil niños afectados por algunas de las contingencias graves de salud (en régimen): 900 cáncer; 70 trasplante; 400 desahucio y cuidados paliativos de cáncer; y 2.600 accidente grave.

“Con esta norma, en que esperamos el apoyo del Congreso para que sea ley de la República, esperamos actualizar nuestras normativas y adaptar a las instituciones a una nueva forma de concebir los derechos ciudadanos sin exclusión y acordes con la justicia y reforzamiento social”, finalizó la ministra del Trabajo y Previsión Social, Alejandra Krauss.