Ministra Krauss y proyecto de acompañamiento a hijos con enfermedades graves: “Los padres no podrán ser despedidos”

  • La secretaria de Estado presentó la iniciativa ante la Comisión de Trabajo del Senado, donde afirmó que “cubrirá a más de 3 millones de trabajadores con hijos menores de 18 años y más de 4.000 niños podrán contar con el cuidado, cariño y acompañamiento de sus padres”.

La ministra del Trabajo y Previsión Social, Alejandra Krauss, presentó este miércoles en la Comisión de Trabajo del Senado el proyecto de ley que crea el Seguro para el Acompañamiento de los Niños y Niñas (SANNA), que aseguró “llega a fortalecer el sistema de protección social de nuestro país”.

La secretaria de Estado explicó que el seguro “cubrirá a más de 3 millones de trabajadores con hijos menores de 18 años y más de 4.000 niños podrán contar con el cuidado, cariño y acompañamiento de sus padres”.

El financiamiento se la iniciativa se realizará a través de una cotización especial, que recaudan las mutuales de los empleadores, pero que terminó de operar en abril y que ahora lo hará para cubrir la licencia. “En régimen significará contar con ingresos anuales de más de 13 mil millones de pesos”, dijo Krauss.

La iniciativa presentada hoy beneficia a los padres y madres trabajadores o a quien teniendo la condición de trabajador, tenga por resolución judicial el cuidado personal de un niño o niña, mayor de 1 año y menor de 15 o 18 años de edad, según corresponda, afectado por una condición grave de salud, para que puedan ausentarse justificadamente de su trabajo durante un tiempo determinado con el objeto de prestarle atención, acompañamiento o cuidado personal al niño o niña, recibiendo durante ese período una prestación económica que reemplaza total o parcialmente su remuneración o renta, financiada con cargo al seguro. Este seguro, por tanto, también otorga una licencia médica para sus padres.

La ministra Krauss dijo que Chile “necesita fortalecer su sistema de protección social ampliándolo a contingencias que hasta hoy no se encuentran cubiertas. Al no existir protección social en esta área se afectan los ingresos laborales y la trayectoria de desarrollo profesional de los padres que debían abandonar el trabajo para cuidar a sus hijos. Sin embargo, y por sobre todo, producen un impacto severo en las personas y las familias”.

El seguro otorgará una licencia médica de 45, 60 o 90 días, según corresponda al tipo de enfermedad. Por ejemplo, quienes tengan hijos o hijas con cáncer y trasplante podrán requerir 90 días, para la madre o padre con niños o niñas con desahucio o estado terminal 60 días, y para quienes sufrieron un accidente grave con riesgo vital o secuela funcional severa y permanente 45 días.

“Este acompañamiento por parte de los padres tiene innumerables ventajas en el restablecimiento de la salud de los niños y niñas, disminuyendo los tiempos y costos de internación de los tratamientos médicos, atenuando los efectos de una situación traumática, reduciendo la tensión o estrés que genera la condición de salud que afecta al hijo, entre otros beneficios”, afirmó la secretaria de Estado.

Junto con solicitar a los parlamentarios abordar el tema y a los empleadores a apoyar la iniciativa, la autoridad señaló que “con este proyecto los padres o madres no podrán ser despedidos mientras gocen de la licencia médica”.