Ministra Rincón califica iniciativa como “un avance sustantivo” y llama a la oposición a ser “constructiva”.

 

La ministra del Trabajo y Previsión Social, Ximena Rincón, junto al subsecretario de la cartera, Francisco Díaz, junto con calificar la ley que Moderniza el Sistema de Relaciones Laborales “como un avance sustantivo”, también llamó a la oposición a ser “constructiva, a sumarse a una sociedad en la que el diálogo es lo que nos permite avanzar y no las condiciones de abuso de unos sobre otros”.

 

Tras acompañar temprano a la Presidenta Michelle Bachelet en la ceremonia de promulgación del proyecto, la ministra Rincón dijo que “tenemos que empezar a ser un poco más positivos en el país, porque este pesimismo al que nos invita constantemente la oposición no habla de un país grande, un país que quiere ponerse en los estándares internacionales. Si queremos ser un país OCDE tenemos que tener normas que se condigan con esa realidad y el trabajo decente es uno de esos desafíos y el trabajo decente supone buenas condiciones en la empresa”.

 

Consultada por la importancia de la iniciativa legal, la titular del Trabajo sostuvo que “es un avance” en materia por ejemplo, de sindicalización, derecho a huelga, materias a negociar, incorporación de normas de género, normas especiales para pymes, información y negociación de los sindicatos interempresa.

 

“Necesitábamos reequilibrar las relaciones entre empleadores y trabajadores, y esta normativa que la Presidenta ha promulgado y que tiene que ser aún publicada dentro de los próximos días, constituye pasos significativos en modernización a la luz de los países OCDE y en los países que son parte de la Organización Internacional del Trabajo”.

 

Respecto a la judicialización y la posibilidad de enviar una ley corta para resolver materias pendientes, la ministra Rincón sostuvo que “nosotros y de hecho la Presidenta lo ha señalado en más de una oportunidad, estamos siempre abiertos a construir acuerdos, pero a construir acuerdos no imposiciones”, finalizó.