Ministra Rincón “El país necesita un compromiso de empleadores y trabajadores para avanzar en la no discriminación por identidad de género”.

La ministra del Trabajo, Ximena Rincón, recibió de parte del presidente ejecutivo de Fundación Iguales, Luis Larrain, y el gerente general de Gestión Social, Juan Pedro Pinochet, los resultados de la 1ª Encuesta Nacional sobre Diversidad Sexual en el Trabajo.

 

El estudio se realizó entre el 23 de septiembre y el 5 de octubre de 2015 y fue respondido por 4.262 personas en todo Chile. 67,6% de ellas habitantes de la región Metropolitana y 32,4% de otras regiones del país. En cuanto a la orientación sexual y la identidad de género de los/as encuestados/as: 53,7% se identificaron como gays, 22,7% como lesbianas, 16,3% como bisexuales y 7,2% como trans.

Actualmente en Chile 8 de cada 10 lesbianas, gays, bisexuales y trans (LGBT) no se atreven a visibilizar su orientación sexual y/o identidad de género con sus jefes/as directos/as, lo que aumenta a 9 de cada 10 en el caso de otras regiones que no sean la Metropolitana y, a nivel nacional, con los altos/as directivos/as. Es decir, no “salen del clóset”. Ese fue uno de los principales hallazgos que arrojó el estudio.

De acuerdo a los resultados, el miedo a visibilizar la orientación sexual y/o la identidad de género podría entenderse porque el 50% de los/as encuestados/as manifestó tener más dificultades que las personas heterosexuales para conseguir trabajo –lo que aumenta a 55% en regiones distintas a la Metropolitana–; entre quienes han sido despedidos/as, el 15% señala que fue debido a su orientación sexual y/o identidad de género –lo que aumenta a 21% en regiones distintas a la Metropolitana– y porque 1 de cada 10 asegura que se le negaron oportunidades de desarrollo profesional por este motivo.

Al respecto la secretaria de Estado expresó que “este es un tema que requiere un cambio cultural y el compromiso de empleadores, dirigentes sindicales y trabajadores, para avanzar en la no discriminación de personas por su identidad sexual, creencias o convicciones”.

Para el presidente ejecutivo de Iguales, Luis Larrain, “es lamentable que en el siglo 21, cuando el Estado ya reconoce a las parejas del mismo sexo como familias, la enorme mayoría de las personas LGBT tengan que esconder su orientación sexual o su identidad de género en el trabajo. Las empresas tienen que hacer un mayor esfuerzo en crear ambientes laborales inclusivos”.

Finalmente,  la secretaria de Estado anunció que “es posible y necesario incorporar la temática de la diversidad sexual a través del fondo de dialogo social para capacitación que tiene nuestro ministerio; así como al trabajo que realizamos con la Dirección del Trabajo,  para estudiar los sectores productivos desde esta perspectiva”.