Ministra Rincón: “Los cambios laborales buscan emparejar la cancha” y “volver a construir los puentes de confianza”

La Ministra del Trabajo y Previsión Social, Ximena Rincón, afirmó hoy que lo que busca el gobierno en materia laboral es “emparejar la cancha”, elevar la competitividad, mejorar la confianza y reducir la conflictividad al interior de la empresa.

En el marco de su intervención en el XVII Congreso “Cómo queremos trabajar mañana”, organizado por Icare, la secretaria de Estado, junto con defender el proyecto de ley que Moderniza el Sistema de Relaciones Laborales, precisó que se inspira en tres principios: La cohesión social, diálogo y confianza.

La Ministra Rincón indicó que “mientras más unidad y sentido de pertenencia desarrollemos al interior de la empresa y mientras más diálogo y soluciones institucionales a los conflictos promovamos, más habremos hecho para el fortalecimiento de la productividad de nuestras empresas y por cierto, al mejoramiento en el crecimiento de Chile”.

Sostuvo, además, que “queremos volver a construir los puentes de la confianza, la confianza entre nosotros, entre los ciudadanos, entre la política, entre lo público y lo privado, entre los vecinos, entre quienes pensamos distinto pero queremos lo mejor para todos”.

La titular del Trabajo dijo estar convencida “que el mundo empresarial quiere mejores ambientes de trabajo, quiere apostar por mayor equidad y a la vez disminuir la inequidad que observamos en Chile. Por lo tanto, debemos cambiar las prácticas, modelos y conductas para lograr aquello”.

Agregó que los pilares de los cambios laborales se centran en el fortalecimiento de la negociación colectiva y la organización sindical que es el “mejor mecanismo que se ha inventado” para mejorar el diálogo entre empleadores y trabajadores.

Como forma de ir terminando con las desigualdades, la Ministra Rincón apeló a la necesidad de incorporar al mundo del trabajo a sectores vulnerables y de baja empleabilidad. En este sentido, destacó el programa de gobierno +Capaz que busca capacitar en oficios a 300 mil mujeres y 150 mil jóvenes, incluyendo discapacitados, de aquí al término del gobierno, “porque no queremos ni debemos dejar a nadie fuera del desarrollo del país”.