Ministra Rincón y desempleo: “Los rangos son inferiores a la OECD y la Región, pero debemos crecer más”.

La ministra del Trabajo y Previsión Social, Ximena Rincón, llamó a todos los sectores a contribuir para un mayor crecimiento económico y así disminuir las tasas de desempleo, añadiendo que “los rangos son inferiores a la OECD y la Región, pero debemos crecer más”.

Así lo señaló la secretaria de Estado en el marco de su intervención en la sesión de la Comisión de Trabajo de la Cámara de Diputados que analizó las recientes cifras de desempleo, la precarización de los puestos de trabajo y la caída del crecimiento económico.

“Si queremos que el desempleo baje tenemos que crecer. Y eso depende de todos nosotros”, añadiendo que “una persona sin trabajo es una persona que nos preocupa”, sentenció.

No obstante, y ante un escenario económico internacional complejo, la secretaria de Estado dijo que las cifras de desempleo en el país “no nos gustan pero no son altas”, si se comparan con el resto de los países de la OCDE e incluso, con América Latina.

En este sentido, explicó que haciendo un análisis, es posible constatar que si en 2010 el desempleo en Chile llegaba al 8,3%, en 2015 terminó con un 6,2%, una cifra menor al promedio de los países OCDE cuya tasa de cesantía alcanzó el 6,8% en 2015 y que este año –según proyecciones- podría llegar al 7%. Mientras que en América Latina el promedio es de 6,9%, lo que confirma que la “situación mundial es la que está afectando e impactando a la mayoría de los países”.

La ministra Rincón agregó, además, que la tasa de contratación aumentó después de la crisis de 2009 y llegó a su máximo a fines del 2011, a partir de lo cual ha ido bajando gradualmente”. A su vez, “la tasa de desvinculación cayó después de la recuperación de 2009 y después se ha mantenido estable”.

Desde mediados de 2013 la desvinculación, según Rincón, ha sido mayor a la contratación. “La caída en el nivel de contratación ha sido un proceso gradual que partió a fines de 2011”, por lo tanto, “no podría atribuirse al proceso de reformas que impulsa el gobierno de la Presidenta Bachelet”.

Sostuvo también que la tasa de desempleo promedio en el periodo del ex Presidente Sebastián Piñera alcanzó el 6,7%, superior al 6,3% que registra hasta el momento la administración de la Presidenta Michelle Bachelet.

Frente a este escenario, la secretaria de Estado dijo que “no hemos estado de brazos cruzados”. Actualmente “se están aplicando una serie de políticas de empleo”.

En esta línea, destacó las ventajas del programa +Capaz que busca capacitar en oficios a mujeres y jóvenes, sectores de alta vulnerabilidad laboral. La iniciativa tiene como objetivo capacitarlos e insertarlos laboralmente.

Otra de las políticas públicas destinadas a fomentar la oferta y demanda de empleo es el Subsidio Empleo Joven y Subsidio al Empleo de la Mujer, destinado al 40% de la población más vulnerable.

La ministra Rincón indicó, además, que se están estudiando una serie de medidas de fomento al empleo como el proyecto de ley de Reconversión Laboral que propone modificar la Ley  N°19.728, que regula el seguro de cesantía, para autorizar al Fondo de Cesantía  Solidario (FCS) financiar un proceso de recalificación laboral para afiliados al seguro, ya sea de la cuenta  individual o fondo cesantía solidaria.

Destacó la nueva Bolsa Nacional de Empleo, BNE que tendrá por objetivo aumentar la empleabilidad de aquellas personas que han perdido su trabajo o buscan un empleo.

Rincón subrayó además, la creación de los consejos sectoriales de capital humano en conjunto con la CPC y que buscan determinar las necesidades del mercado laboral (oferta y demanda), en distintos sectores productivos.

Por último, el Sistema de Información Laboral, una herramienta que permite –según dijo- acceder a información sobre la cantidad de trabajadores y trabajadoras, sus remuneraciones promedio y tipo de contrato a nivel nacional, regional y comunal, lo que permitirá identificar las necesidades del mercado laboral chileno.

“Estas iniciativas nos permiten avanzar a un país más sano, confiable, desarrollado y equitativo”, finalizó.