Rincón: “Seremos implacables a la hora de proteger la vida de nuestros trabajadores”.

La ministra del Trabajo y Previsión Social, Ximena Rincón, dijo que “seremos implacables a la hora de proteger la vida de nuestros trabajadores”.

Así lo señaló tras conocer el informe de la Dirección del Trabajo que dio cuenta de graves falencias en las medidas de seguridad de la Constructora Santolaya Ltda y que provocó un accidente en una de sus obras, el pasado 12 de septiembre y  que terminó con dos trabajadores fallecidos.

Una inclinación superior a la permitida, según consta en el informe de mecánica de suelos para esa faena, y un reforzamiento protector insuficiente tenía el talud que cayó sobre un grupo de trabajadores.

El talud no estaba debidamente reforzado, ya que estas últimas protecciones no habían sido ejecutadas como correspondía por la empresa.

Aparte de la infracción principal y causante del accidente, otros incumplimientos de la empresa fueron no informar a los trabajadores las medidas preventivas pertinentes y los métodos de trabajo correctos; no constituir un comité paritario de higiene y seguridad; no tener un registro con antecedentes mínimos en seguridad y salud en el trabajo y no contemplar el reglamento especial para empresas contratistas y subcontratistas las acciones de coordinación entre los distintos empleadores respecto de acciones de emergencia.

La Constructora Santolaya Ltda. recibió como sanción la multa máxima que puede aplicar el organismo fiscalizador que es de 660 UTM por infracciones de seguridad y salud en el trabajo.

El organismo fiscalizador informó también que la Constructora Santolaya Ltda. registraba tres accidentes graves durante este año, todos los cuales motivaron la aplicación de siete sanciones anteriores.

El 28 de abril un trabajador quedó gravemente herido al caer desde altura en una obra en Ñuñoa, el 28 de junio otros dos sufrieron serias lesiones al caer material sobre ellos en una obra en Estación Central y el 26 de julio un cuarto quedó grave al caer desde altura.